Midi-Pyrénées y Languedoc-Roussillon, una futura potencia

Mientras que la región de Aquitania se mantendrá tal cual, Midi-Pyrénées se unirá a Languedoc-Roussillon. El diario francés La Dépêche du Midi ha hecho un análisis sobre lo que supondrá esta reunificación. Recuerdan que había quien soñaba con la creación de una gran Región, que fuera del Atlántico al Mediterráneo, uniendo también a Aquitania. Sin embargo, esta última quedó finalmente fuera. Llegan las primeras voces que proponen llamar “Midi” a esta nueva región.

Se trata de dos regiones que tienen, desde hace tiempo, fuertes lazos en términos de transporte, cultura, deportes, turismo o historia. Para ello, no hay más que ver los numerosos proyectos que ha llevado a cabo, desde hace diez años, la Eurorregión Pyrénées-Méditerrannée, que agrupa a estas dos regiones además de Cataluña y Baleares.

Sin embargo, hoy en día, según reconoce la Dépêche du Midi, se ha instalado un diálogo de sordos entre Montpellier y Toulouse, ya que cada región tiene visiones opuestas sobre un futuro acercamiento. Midi-Pyrénées ve con buenos ojos una alianza con sus vecinos, mientras que éstos temen ser engullidos por la poderosa Midi-Pyrénées.

El examen de los datos estadísticos distingue claramente las dos regiones, con “peso” bien diferente. En población, en superficie, en renta media, en producto interior bruto, o en tasa de paro, Midi-Pyrénées sobrepasa a Languedoc-Roussillon, que parece más frágil.

Impulsada por la industria aeronáutica, Midi-Pyrénées dispone también de una metrópolis en plena expansión, Toulouse, que aspira a ser la tercera ciudad de Francia en un futuro próximo.

Consideraciones no políticas aparte, el nuevo conjunto aparece muy atractivo, capaz de rivalizar con las regiones más grandes en la actualidad de Francia, pero también con regiones extranjeras como Cataluña.

La nueva unión, con 5,6 millones de habitantes dispondría de un presupuesto de más de 2.000 millones de euros, lo equivalente al de la pudiente región Rhônes-Alpes. Las economías de la fusión representarían entre un 10 y un 15% de las cargas de funcionamiento, es decir entre 163 y 245 millones de euros al año.

Hay quien empieza a pensar ya en la “marca” con la que debería conocerse a esta unión, y se propone el nombre de “Midi” para renombrar a estas dos regiones.

Comentarios