Ecologistas en Acción otorga sus premios 2014 a las "malas prácticas medioambientales"

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, Ecologistas en Acción ha desvelado los galardonados de sus Premios Atila Huesca 2014, que como cada año, reconocen a aquellas personas e instituciones que han destacado por “su contribución a la destrucción del medio ambiente de la provincia de Huesca”. En esta ocasión la Diputación Provincial de Huesca y el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, han sido los premiados.

Tras el estudio de las diferentes candidaturas recibidas, el jurado, compuesto por miembros de las cinco asambleas locales de Ecologistas en Acción de la provincia oscense (Bajo Cinca, Monzón, Ribagorza, Sabiñánigo y Huesca), otorgaba el Premio Atila al Servicio de Obras Públicas de la DPH, y el Caballo de Atila a de Xavier de Pedro.

Entre las razones concretas aludidas por Ecologistas en Acción para la toma de dicha decisión, se encuentra las “irregulares obras que la Diputación esta desarrollando en la captación de aguas de la fuente del pino en Yésero y en la carretera Arcusa-Aínsa” en el caso de la institución y “las obras realizadas en los ríos Cinca en Fraga y Sosa en Monzón” bajo la responsabilidad de Xavier de Pedro.

En el caso de Yésero, Ecologistas en Acción denuncian que se trata de unos trabajos “innecesarios” que se han venido realizando “sin el preceptivo permiso del INAGA y con informes negativos” además de señalar que se trata de un hecho especialmente grave por tratarse de una zona de Reserva de la Biosfera. En cuanto a la carretera Arcusa-Aínsa dicen que “se ha camuflado un nuevo trazado de carretera como una mejora del actual “y “se ha obviado la declaración de Guaso”.

Al Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro lo han seleccionaron porque “en Fraga las maquinas dragaron el río y arrasaron una importante sauceda en un espacio considerado como Lugar de Interés Comunitario” y porque “los trabajos de desbroce y remodelación del cauce del Sosa a su paso por Monzón, hasta su desembocadura en el Cinca, ha supuesto la destrucción del hábitat de las especies ribereñas”.

Además, el jurado ha considerado otorgar varios accésits, denominados desde esta edición como bosta del caballo de Atila 2014 a los tres ayuntamientos implicados e impulsores de las obras que han motivado las actuaciones anteriormente denunciadas: Yésero, Monzón y Fraga.

Comentarios