El proyecto CREAMAgua recibe un Premio Medio Ambiente Aragón

En esta edición de los premios “Medio Ambiente de Aragón 2014” que otorga el Gobierno de Aragón, recaía, en el ámbito de las Administraciones Locales, en la Comarca de Los Monegros por su coordinación del proyecto CREAMAgua (Creación y Restauración de Ecosistemas Acuáticos para la Mejora de la Calidad del Agua), una iniciativa piloto para la mejora de la calidad de las aguas en áreas degradadas por el uso agrícola, en la que ha participado el Organismo de Cuenca, la Confederación Hidrográfica del Ebro.

El acto oficial de entrega tenía lugar este 5 de junio, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, en la sede del ejecutivo aragonés, en Zaragoza. Xavier De Pedro, presidente de la CHE, destacaba la importancia de iniciativas como ésta que dan impulso a los objetivos por los que apuesta el Plan Hidrológico del Ebro, apostando por una actividad agrícola en equilibrio con los valores ambientales y naturales.

Con este premio el Gobierno de Aragón distingue la labor meritoria a favor del medio ambiente que desarrolla el proyecto CREAMAgua en la cuenca del río Flumen, en Los Monegros, en Aragón, así como la participación eficaz de entidades y administraciones locales en la mejora y gestión del medio ambiente en el medio rural.

CREAMAgua es un proyecto piloto avalado por la Comarca de Los Monegros, la Confederación Hidrográfica del Ebro, TRAGSA y KV Consultores. Fue seleccionado por la Comisión Europea entre más de 600 solicitudes y se marca como objetivos mejorar la calidad de las aguas, reduciendo la presencia de nitratos, fosfatos y sales procedentes de la actividad agrícola y recuperar la biodiversidad en la zona.

Para ello, se han creado 16 humedales en los propios cauces y arroyos que llevan aguas excedentes del regadío y se han restaurado 70 hectáreas de riberas, donde que actúan en conjunto como filtros verdes, favoreciendo un proceso natural de desnitrificación de las aguas, trabajos a los que la Confederación Hidrográfica ha destinado 530.000 euros.

A este respecto, De Pedro explicaba que los primeros resultados ya indican que en todos los nuevos humedales creados se ha conseguido reducir en un 50% como mínimo los nitratos y la materia en suspensión y que en humedales más grandes o en donde la cuenca vertiente es más pequeña, la capacidad reductora ronda el 80%.

En total, se ha actuado en una superficie de 440 hectáreas de terreno público de los municipios de Albalatillo, Almuniente, Barbués, Capdesaso, Grañén, Lalueza, Poleniño, Sangarrén y Sariñena.

Comentarios