La biotecnología agraria a estudio, en un encuentro organizado por ASAJA

La asociación empresarial agraria ASAJA organizaba esta semana un encuentro internacional entre agricultores, en la que se abordaba el uso de la biotecnología. Asaja Huesca tuvo un destacado papel, explicando la experiencia aragonesa en el uso de variedades modificadas genéticamente.

En la reunión se pusieron en común las posiciones en materia de biotecnología agraria, destacando de forma unánime las ventajas que esta aporta a la agricultura y por extensión al resto de la sociedad. Se mostró la preocupación por la postura europea acerca de la biotecnología agraria, que nuestra recelo ante ella y no lo hace ante la biotecnología médica, cuñada ambas parten de idénticos principios.

El presidente de Asaja Huesca, Fernando Luna, aportó la experiencia aragonesa en el uso de los OGM (Organismos Genéticamente Modificados), destacando que la superficie sembrada de este tipo de cultivos en nuestra comunidad se mantiene cada año, muestra de las ventajas que los agricultores encuentran a la hora de sembrar estas variedades.

En su intervención explicó las peculiaridades del cultivo de maíz en Aragón, con la existencia de dos ciclos de cultivos, el encontrarnos en una zona endémica de ataques de taladro de maíz, así como unos procesos de modernización de regadío que requieren una fuerte inversión por parte del agricultor, y que debe ser recuperada lo antes posible.

Luna aseguró que no se cierran a la existencia de un debate acerca de los OGM, siempre que sea evitando posturas radicales, más cerca de la superstición que de la razón. Este debate se debe hacer, decía, desde posiciones científicas, objetivas y fundamentadas. Desde Asaja Huesca creen que se comete un error histórico al no apostar por estas tecnologías, dejando al agricultor europeo en clara desventaja frente a sus competidores directos, afectando de una forma directa a su competitividad y por tanto a la viabilidad y supervivencia de sus explotaciones agrícolas.

El encuentro celebrado en Madrid contó con la presencia de diversas asociaciones americanas de agricultores, integradas en la asociación Maizall. Entre otras estuvieron presentes US Grains Council y National Corn Growers Association, de los Estados Unidos, Abramilho, de Brasil, y Maizar, de Argentina. También se contó con la presencia de representantes de la embajada de Estados Unidos en España, representantes de las asociaciones de obtentores, representantes de asociaciones científicas, así como casas comerciales.

Comentarios