CCOO enseñanza denuncia la falta de transparencia en la corrección de las pruebas de Selectividad

La Federación de enseñanza de Comisiones Obreras, ante el inicio de las Pruebas de Acceso a la Universidad, ha vuelto a mostrar sus dudas sobre los vocales especialistas que corrigen los exámenes. Recuerdan que todos los años observan cómo se cometen errores en la redacción de las pruebas, achacables a una falta de coordinación entre los profesores universitarios, encargados de confeccionar los exámenes y los profesores de Instituto. Añaden que, en muchas ocasiones también se observan grandes disparidades en las calificaciones de las materias, algunas especialmente severas, que suelen provocar un elevado número de solicitudes de doble corrección. CCOO desea que se modifiquen las condiciones de acceso a la información, para comprobar la transparencia del proceso.

Para ser designado voluntariamente vocal-corrector, los profesores de Secundaria deben cumplir una serie de condiciones, entre ellas, que estén impartiendo durante ese curso la materia que quieren corregir en 2º de Bachillerato. También, que haya un porcentaje mínimo de 40% de profesores de Universidad y del 40% de profesores de Instituto, que haya paridad entre hombres y mujeres en cada tribunal, ser especialista en la materia de corrección y tener el puesto de trabajo en la misma localidad en la que se establece el Tribunal.

Recuerdan que el 16 de diciembre, tras haber recibido las solicitudes para ser nombrados vocales-correctores, la Comisión Organizadora de las PAU se reunió para celebrar el sorteo, a partir del cual se elegirían los vocales. A partir de ahí, aseguran, es imposible conocer si se han cumplido las condiciones establecidas, y que los vocales nombrados cumplen las condiciones del acuerdo.

CCOO se ha puesto en contacto con el coordinador de las PAU, Fernando Zulaica, para conocer el listado de los docentes solicitantes para ser nombrados vocales-correctores y poder comprobar la fiabilidad y transparencia del proceso. Denuncian que se les ha negado constantemente el acceso a esta información aduciendo que contiene información personal. Desde el sindicato creen que esta justificación para impedir que cualquiera tenga acceso a los listados de los profesores que han solicitado ser vocales-correctores, no se ajusta en nada a ninguna ley de Protección de datos y, sobre todo, impide la comprobación de la integridad en el proceso.

Comentarios