Juan José de Mur, nombrado académico de Bellas Artes de San Fernando, en la rama de Musicología

Juan José de Mur

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid designó, el pasado 2 de junio, a nueve nuevos miembros. Uno de ellos fue el canónigo emérito de la Catedral de Huesca, Juan José de Mur Bernad, quien será académico de dicha institución en la rama de Musicología. Con este nombramiento honorífico, la Academia quiere reconocer su trabajo de composición e investigación en el campo de la música.

Audio sin título

El nuevo académico se mostraba satisfecho, y contento y sorprendido a la hora de recibir la noticia. Asimismo, explicaba que este nombramiento honorífico supone un reconocimiento por su esfuerzo y dedicación a la música, durante todos estos años. De hecho, continúa enriqueciendo la cultura musical, ya que actualmente está trabajando en sus próximas publicaciones. Se encuentra preparando cinco obras vocales, a cuatro voces, y otras siete composiciones sinfónico corales.

Juan José de Mur nació el 25 de agosto de 1930, en Bielsa, y fue ordenado sacerdote por Mons. Segundo García, en Barbastro, el 26 de julio de 1955. De Mur ha ocupado diversos cargos, tanto en la Diócesis de Barbastro como en la de Huesca. Además, en 1983, fue nombrado Canónigo numerario de la Santa Iglesia Catedral de Huesca. Entre otras responsabilidades, fue maestro de la capilla de la Catedral de Huesca, del 1962 al 2010. También ha participado en numerosos cursillos de Musicología en diferentes ciudades de España.

En su vida profesional como músico, ha publicado diversos libros relacionados con el ámbito de la música regional popular y religiosa. Es el autor del Catálogo del Archivo de Música de la Catedral de Huesca, que reúne unas 50 obras religiosas, entre misas, completas y misereres, que ha interpretado en la Catedral de Huesca. En 1970, publicó el Cancionero Altoaragonés, que contenía un centenar de cantos. En 1986, publicó el Cancionero popular de la provincia de Huesca, donde recoge unas 580 canciones.

En cuanto a sus composiciones, en 1994, presentó el Oratorio a la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo y Sinfonía Altoaragonesa. También estrenó la Suite Altoaragonesa y la Missa in honorem Sancti Laurenti, en agosto de 1997. En 1999, se interpretaron las Completas y el Te Deum laudamus. En el año 2000, La Pasión de Cristo según San Mateo; dos años más tarde, la Segunda Misa a San Lorenzo para coro a cuatro voces mixtas, solistas y orquesta. Y en 2006, La Ascensión del Señor.

Comentarios