El jacetano Jerónimo Sanz recibe el premio Aragoneses en Madrid

Jerónimo Sanz

El economista y abogado jacetano Jerónimo Sanz recibió este miércoles el X Premio Aragoneses en Madrid de la Fundación Aragonesista 29 de junio por su trayectoria profesional como por su vinculación política y laboral con Aragón y Madrid. El acto tuvo lugar en el café Gijón madrileño, y asistieron Juan Campos, Patrono de la F-29J, Chesús Yuste, diputado de CHA en el Congreso por la Izquierda de Aragón y el Presidente del Ligallo de Emigrazión de los aragoneses en Madrid de Chunta Aragonesista, Chusé Inazio Felices.

La iniciativa de este premio partió precisamente de las propuestas de los aragoneses emigrantes de CHA en Madrid, que, tras analizar los distintos candidatos de este año y tras las deliberaciones correspondientes, trasladaron la propuesta a la Fundación Aragonesista 29 de Junio, entidad que concede esta distinción.

El presidente de los emigrantes aragoneses de CHA en Madrid, Chusé Inazio Felices, explicó que con este premio “pretendemos sencillamente reconocer el trabajo de tantas personas que han tenido que realizar su trabajo profesional fuera de Aragón. Jerónimo Sanz ha realizado su labor como Catedrático de la Universidad madrileña además de tener un despacho de Asesoría abierto en la capital, a la vez que lleva a cabo una amplia labor política comprometida con la realidad aragonesa, tanto dentro como fuera de Aragón, por lo que merece por su brillante trayectoria y su condición de aragonés ejerciente en Madrid, sin lugar a dudas este premio, de especial relevancia en su décima edición, como reconocimiento a su trabajo y dedicación”.

El premiado, Jerónimo Sanz, agradeció el premio y destacó la importancia de “mantener espacios de encuentro para los aragoneses que han tenido que marchar de Aragón para desarrollar su carrera profesional. Somos Aragón aunque estemos fuera de nuestra tierra”.

El premio se creó en 2005 con el objetivo de reconocer públicamente el trabajo y la trayectoria profesional de aquellos aragoneses que, por unas u otras razones, han desarrollado su actividad fuera de Aragón y particularmente en Madrid y que, además, se han comprometido con la defensa de los intereses de Aragón.

El primer año, el premio Aragoneses en Madrid se concedió, a título póstumo, al cineasta aragonés Antonio Artero, siendo el segundo año para el periodista y escritor Luis del Val. El tercer año fue para el también cineasta José Luis Borau, al año siguiente se distinguió al escritor y director de cine Alfredo Castellón. En años posteriores se concedió al escritor y poeta Ángel Guinda, al también poeta y cantante Ángel Petisme, recibiendo el siguiente premio a título póstumo José Antonio Labordeta, y terminando con la escritora en lengua aragonesa Elena Gusano y el año pasado al poeta y abogado Emilio Gastón.

Comentarios