FAPAR propone medidas para eliminar los desajustes entre centros en los procesos de escolarización

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Aragón (FAPAR) ha elaborado un informe sobre la evolución de los distintos procesos de escolarización en la ciudad de Huesca y también para anticiparse, con los datos de padrón, a los próximos tres cursos. Este documento se entregaba este jueves a autoridades políticas para que estudiasen los principales puntos flacos en el sistema de escolarización y propusiesen a las autoridades competentes o, en cuyo caso, adopten las medidas que consideren necesarias.

Algunas de las propuestas más significativas que establecen desde FAPAR en este informe se reflejan, en primer lugar, en adoptar medidas que puedan compensar los desajustes en la demanda de determinados centros educativos. En primer lugar, modificar la baremación de criterios, para que el domicilio familiar tenga más peso frente al laboral, y que se reste puntuación al criterio de hermanos matriculados en el centro. Hay datos que confirman que de este modo se ajustaría el proceso de adjudicaciones en los centros de una manera más equitativa.

Por otro lado, proponen mantener un ratio fijo durante los siguientes años aunque variando la zonificación cada tres cursos escolares aproximadamente para ajustar el proceso de escolarización a los datos demográficos que afectan a esta materia. En el curso 14/15, cuyo proceso se ha cerrado recientemente, de nuevo se repite una tendencia que ya era patente aunque mediante “parches” se ha equilibrado la demanda y las adjudicaciones; es decir, los centros Juan XXIII, Pedro J. Rubio y Pirineos, tienen una demanda muy elevada, y, por el contrario, Alcoraz, El Parque y Pío XII, tienen baja demanda, y se suele ajustar parcialmente con las adjudicaciones durante el curso.

Desde FAPAR también proponen medidas como la creación de una única oficina de información, la creación de un equipo de análisis y valoración; el ajuste de plazas sin sobreoferta; fijar un porcentaje máximo de alumnos con necesidades de apoyo por centros educativos; control de documentación con el fin de evitar fraudes; y el mantenimiento de los criterios durante el proceso extraordinario de escolarización.

Comentarios