El Consejo de Ministros de Medio Ambiente reactiva la opción de restringir el uso de transgénicos

Los Estados Miembros de la Unión Europea tendrán la posibilidad de restringir o prohibir el cultivo de organismos modificados genéticamente en su territorio de forma autónoma. Así lo dice el acuerdo político alcanzado en Luxemburgo, el lugar escogido para la celebración del segundo Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea en este primer semestre de 2014 en el que Aragón, a través del consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, ha tenido un papel destacado como actual titular de la representación autonómica directa en la Delegación Española ante dicho organismo.

Según explicaba Lobón, esta decisión es importante para España y para toda Europa porque se ha esclarecido el marco jurídico, que tenía bloqueada la situación hasta ahora. Por otra parte, queda ese marco jurídico en el seno de la Unión Europea, es decir no hay renacionalización de ninguna decisión jurídica, además de que la seguridad está garantizada por Europa y cada Estado puede hacer lo que le parezca más oportuno. En este sentido, el consejero aragonés aseguraba que las Comunidades Autónomas están de acuerdo con el Estado en que no se puede estar de espaldas a la modernidad y, sobre todo, que esta medida puede mejorar sustancialmente los cultivos y que es importante para la ganadería, así como para España, y especialmente para Aragón. La aprobación de este texto constituye el primer paso de un proceso de negociaciones que comenzará con el nuevo Parlamento Europeo.

Con la elaboración y coordinación del segundo informe de la posición común, que la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha llevado al seno del Consejo, finaliza la participación de la Comunidad en el mismo, que pasará el testigo a Castilla-La Mancha a finales de mes. Entre los temas debatidos durante la reunión, destacan las dos propuestas de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativas a la reducción de emisiones contaminantes para 2030, que se encuadran dentro del programa "Aire Puro para Europa".

En concreto, una de ellas modifica la Directiva sobre Techos Nacionales de Emisión y la otra es una nueva Directiva sobre Plantas de Combustión Medianas. En cuanto a los temas que quedaron abiertos en el pasado Consejo, se ha vuelto a debatir acerca de la Comunicación de la Comisión Europea sobre el Marco Estratégico de Clima y Energía 2030. Con respecto a esta última, Modesto Lobón apuntaba que en la posición común alcanzada en Zaragoza el pasado día, 19 de febrero, se apostó por el objetivo global de reducir un 40% las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) con respecto a los niveles de 1990, pero poniéndolo al unísono con una verdadera interconexión eléctrica. Una cuestión muy importante para España porque nos encontramos en una proporción de interconexión de cerca del 2% y hay que alcanzar el 10%.

En lo que respecta a las Plantas de Combustión Medianas, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha explicado que la postura común propone que, además de los contaminantes previstos en la propuesta de Directiva ( NOx, SO2 y partículas), se incluya también el monóxido de carbono (CO), pues es un indicador de buena combustión de la instalación. Asimismo, ha indicado que las CCAA consideran que se deben excluir de la propuesta las instalaciones entre 1 y 5 MW del sector residencial doméstico, o al menos establecer niveles y controles de emisión menos estrictos, y plazos de implementación más largos. En definitiva, mayor elasticidad para dichas instalaciones así como para las que utilicen combustibles procedentes de fuentes renovables, con especial mención a la biomasa, que en España, y en comunidades como Aragón tiene mucha importancia.

Comentarios