Cuatro sacerdotes de la Diócesis de Huesca celebran sus bodas de oro y plata en el Seminario

Este jueves 12, fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, se celebraban las bodas sacerdotales de oro de José Batalla Villacampa, Blas Tisner Ciria y Ricardo Toledo Ainoza. Asimismo, se festejaban los veinticinco años como sacerdote de Jesús Martínez Madrona. El Seminario de Hueca era el entorno elegido para desarrollar los actos celebrativos, donde los homenajeados, acompañados por sus compañeros de ministerio y familiares, disfrutaban de una jornada agradable y emotiva.

La celebración comenzaba, a las 11 de la mañana, con una conferencia sobre Santa Teresa de Jesús, un tema de actualidad, ya que, este año, se celebra el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa. Era impartida por el carmelita y provincial de Castilla, P. Miguel Márquez Calle. En ella, Márquez explicaba la visión, que tenía Santa Teresa, de la vida, de la espiritualidad y de Dios.

Al concluir el acto inaugural, el Obispo de Huesca, Julián Ruiz, celebraba una Eucaristía de acción de gracias por la dedicación y fidelidad de los cuatro homenajeados. Además, en su homilía recordaba unas palabras del Papa Benedicto XVI: “necesitamos a la vez, celo y humildad, es decir, reconocer nuestros límites”.

Asimismo, Julián Ruiz agradecía “su fidelidad, testimonio, entrega y generosidad” a los sacerdotes homenajeados y pedía para que broten “nuevas y santas vocaciones en las Diócesis de Huesca y Jaca”. También recordaba a los sacerdotes dos consejos del Papa Francisco: “entregad a todos esa palabra que habéis recibido, (…) leed y meditar la palabra del Señor para creer lo que habéis leído, enseñar lo que habéis aprendido en la fe y vivir lo que habéis enseñado” y en segundo lugar, “no os canséis de ser misericordiosos”.

En su homilía, el Obispo de Huesca también recordaba a los hermanos que han fallecido, este año, a Leonardo Ramón y a Jesús Aísa.

Después de la Misa, se realizaba una comida fraterna, que era un tiempo para recordar, compartir y convivir entre compañeros. También se llevaba a cabo un pequeño homenaje a José Batalla, Blas Tisner y Ricardo Toledo, por sus 50 años de servicio a la Iglesia y a Jesús Martínez, por sus 25 años como presbítero.

Comentarios