Los sindicatos piden transparencia en las comisiones de servicios como la otorgada a la mujer del consejero Oliván

El puesto de trabajo en comisión de servicios otorgado a la enfermera Mercedes Peña, mujer del consejero Ricardo Oliván, ha despertado críticas entre los sindicatos sanitarios. Reconocen que es algo "legal" porque "son plazas que decide unilateralmente la Administración", pero critican la imagen de falta de transparencia. Solicitan la creación de un baremo objetivo para otorgar estas plazas.

Jesús Molina, responsable de la federación de Sanidad de CC.OO. en Huesca, cree que “no puede ser que la misma persona se beneficie de dos puestos a dedo en dos años”. Molina se refiere al anterior puesto de libre designación que desempeñó la mujer del consejero como jefa de atención al paciente en Huesca. Considera que en éste último caso ha habido un "agravio comparativo" porque "si bien es cierto que esta enfermera no tiene menos méritos, tampoco tiene más que el resto".

Desde CSI.F Ana Tarongi explica que no tiene datos objetivos para valorar si está bien o mal la concesión del puesto de enfermería de atención primaria en el centro de salud Pirineos de la capital, "porque el problema es que no se basa en criterios objetivos", pero añade que "sí es cierto que hay un porcentaje de personas que habían pedido ese puesto y se lo habían denegado”. “La mujer del César aparte de ser honrada tiene que parecerlo”, concluye.

María Cruz Oliván, del sindicato de enfermería Satse, reitera que no tienen criterio para juzgar si esa plaza está bien dada o no, pero también solicita un baremo objetivo para evitar agravios comparativos. Junto a la de esta enferemera se ha otorgado otra comisión de servicios en el mismo centro. Oliván explica que tras la jubilación de esos profesionales “los sindicatos pedimos que esos puestos se abrieran a la bolsa de interinos y nos dijeron que no se daban porque estaban esperando unas comisiones de servicios”.

Comentarios