En marcha una campaña de avistamiento de la mariposa apolo en los Espacios Naturales Protegidos

Mariposa apolo

Quienes visiten a partir de ahora los Espacios Naturales Protegidos de Aragón podrán contar con una actividad más y, es que, desde el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente se hace una propuesta algo especial, que los propios visitantes ayuden en la recogida de datos de la mariposa apolo.

Esta iniciativa pretende cumplir con un doble objetivo, por un lado, ayudar a la labor de investigación que se hace desde el Gobierno de Aragón y, por otro, sensibilizar a la población sobre el interés de conservación de esta especie.

Esta campaña llegó por primera vez en 2010 al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido donde ya se han recopilado más de 200 fichas. Ahora, se traslada a otros espacios como el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, el de los Valles Occidentales,  el Posets Maladeta, el Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel y el Parque Natural del Moncayo.

Los datos recogidos son analizados por la empresa pública SARGA, junto al reconocido entomólogo Enrique Murría y permiten detectar cambios en cuanto a reducciones en sus áreas de distribución, variaciones en su abundancia y alteraciones en el ciclo vital de la especie.

La campara se pone en marcha este domingo y quienes quieran participar, solo tienen que acercarse a las oficinas y centros de cada uno de los espacios, donde encontrarán, además de la información, las fichas necesarias.

La labor de los visitantes consiste en indicar en un mapa las zonas en las que avisten ejemplares de la especie,  el número de ejemplares observados, las coordenadas -si se dispone de GPS-,  y otros datos de interés como el tiempo atmosférico, la fecha y hora de la observación…etc. También se podrá señalar si no se han avistado ejemplares a lo largo del recorrido realizado, ya que este dato, es igualmente importante.

 La mariposa apolo es una especie amenazada que exige intensificar los esfuerzos en su estudio y conservación. De hecho, distintos investigadores estiman una reducción en Europa, tanto en sus áreas de ocupación como en sus poblaciones de entre el 6 y el 30 %.

Comentarios