Los catalanes Dani Oliveras y Axel Coronado triunfadores en el I Rallysprint de Sabiñánigo

accidente rally

La primera edición del Rallysprint de Sabiñánigo – Alto Gállego finalizó con triunfo catalán, el logrado por Dani Oliveras y Axel Coronado a los mandos de un Seat Ibiza GTI, con el que lograron dominar por completo la prueba, marcando el mejor tiempo en los cuatro tramos cronometrados. Pablo Fortuño y Rubén Correas, segundos de la scratch, fueron los mejores aragoneses y se consolidan en el liderato del regional

El abandono antes del inicio de la carrera de los máximos favoritos al triunfo, Rubén Fernández y Vanesa Valle por un problema en la bomba de la dirección de su Mitsubishi Lancer Evo VII, dejaron el camino muy abierto a Oliveras para el triunfo en una especialidad que no es la suya, ya que el habitual piloto de motos, campeón mundial junior de Trial y también participante en el Dakar, donde concluyó 36º, suele participar en pruebas de tierra del certamen catalán de automovilismo.

Tras Oliveras las posiciones de podio se mantuvieron sin cambios a lo largo de toda la prueba. El segundo puesto en cada uno de los pasos por el tramo, fue para los aragoneses Pablo Fortuño y Rubén Correas (Renault Clio Sport), que finalizaron en esa plaza a cuarenta y un segundos de los vencedores y con una ventaja de cincuenta segundos respecto de los catalanes Jordi Martínez y Albert Garduño (Peugeot 206 XS), repitiendo puesto en todos los pasos cronometrados, para alcanzar la tercera posición final.

Más interesante resultó la pugna por la cuarta plaza, con tres equipos separados tras todos los tramos por sólo once segundos. Los primeros en ocupar esa posición fueron Themis López y Noelia San José, pero en el segundo tramo sufrieron una salida de pista que les provocó la rotura del carter, viéndose obligados a abandonar. Eduardo Escolano y Paloma Meseguer (Peugeot 206 XS) se colocaban quintos, siendo sextos Ismael Pina y Carlos Serrano (Opel Manta GTE) y séptimos Pau de las Heras y Gerard Alsina (Renault Clio Sport).

Esas posiciones se invertirían en los tres siguientes tramos, finalizando cuartos De las Heras y Alsina con cinco segundos sobre Pina y Serrano y once respecto de Escolano y Meseguer.

Por clases el triunfo en la 2 fue para Oliveras y Coronado por delante de Fortuño y Correas y de De las Heras y Alsina. En la 1, triunfo para Martínez y Garduño, siendo segundos Escolano y Meseguer y terceros Manuel Iglesias y Christian Abadía (Citroën Saxo).

En la Copa Promoción la victoria fue para David Lardies y Joaquín Balaguer (Volkswagen Golf GTI), décimos de la general, justo por delante del otro equipo participante en esta categoría, el formado por Moisés Sánchez y Omar Plumed (Citroën Saxo), a los que superaron en un minuto y cinco segundos recibiendo estos últimos una penalización de veinte segundos.

La Copa Regularidad Sport acabó con triunfo aragonés, el logrado por José Ramón Castillón y Joaquín Tarrafeta (Volkswagen Corrado), aunque tuvieron que esperar al tercer tramo para lograr ese puesto, superando finalmente a los también aragoneses José Manuel Cabellud y Fernando Rufas (Renault Clío), empatados a puntos, eso sí, con los mismos puntos que los vascos Jesús María Fernández y José Miguel Fernández (Lancia Fulvia).

El Campeonato ve como los lideres provisionales antes de la cita oscense, organizada por el Club 974 Sport, se consolidan al frente de la provisional, tanto del Campeonato de Aragón, con Pablo Fortuño y Rubén Correas, como en la Copa Regularidad Sport, en la que dominan Castillón y Tarrafeta.

A lo largo de la prueba de Sabiñánigo seguida muy de cerca por numeroso público, se produjeron seis abandonos, los ya comentados de Rubén Fernández y Themis López, además de Alejandro Díaz-Concha y Pablo Romera (Peugeot 205 GTI) y de Luis Martínez y Rubén Gracia (Hyundai Accent), ambos por avería y en Regularidad, Kevin Salas y David López (Opel Astra GSI), debido a un accidente sin consecuencias y Antonio Ríos y Alberto Ríos (Renault Clio), por avería.

Comentarios