Medio centenar de ciclistas participaron en la XI Marcha Cicloturista Tarbes-Huesca

En concreto fueron 45 cicloturistas, 20 franceses y 25 españoles, los que tomaron parte en este encuentro que se realiza cada año con motivo del hermanamiento de ambas ciudades.

La salida se efectuó desde la escalinata del Ayuntamiento de Tarbes a las 8:30 h. La Marcha fue neutralizada hasta las afueras de Tarbes donde una vez en carretera abierta se fueron formando varios grupos con sus clásicos piques, así la marcha fue discurriendo por varias localidades francesas hasta las primeras rampas del mítico Portalet, donde los 30 kms de subida puso a cada uno en su sitio. Una vez coronado llegó el merecido descanso donde los cicloturistas franceses obsequiaron con una comida de hermandad a sus homónimos españoles.

Tras recuperarse del esfuerzo realizado y ya en territorio español, en un rápido descenso el pelotón se reagrupo en las faldas del Monrepós, donde se repusieron fuerzas para encarar sus tremendas rampas de hasta el 15% de la antigua nacional donde el pelotón fue coronando en fila india. Tras reagruparse en la cima se emprendió la bajada hasta las afueras de Huesca, donde la Policía Local estaba esperando para en perfecta armonía llevar a los participantes hasta la Plaza de Navarra, donde  en la escalinata del Casino Oscense se realizó la tradicional foto de familia.

Una vez echa la foto y tras acicalarse, los cicloturistas españoles obsequiaron a los homónimos franceses con una cena  en el Hotel Pedro I, en la que el empresario grausino Hilario Ferraz obsequio a todos los cicloturistas con una botella de vino conmemorativa de la Marcha. Desde la organización se agradece la colaboración de las firmas comerciales, Ciclos Alonso, Bar Transmontano, Bar Restaurante Doña Sancha, a la empresa grausina propiedad de Hilario Ferraz y a los patronatos tanto francés como español, que gracias a sus aportaciones hacen que esta marcha siga celebrándose. Para años venideros el organizador español, Sebastián Oliván, espera que ‘haya más firmas comerciales que colaboren con la marcha pues debido a los altos costes, cada año se hace más difícil el organizarla’.

Comentarios