Ibercaja se transforma en Fundación Bancaria

Asamblea General Ordinaria Ibercaja

La Asamblea General Ordinaria de Ibercaja ha aprobado la transformación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja en la Fundación Bancaria Ibercaja, de acuerdo con lo previsto en la Ley de Cajas y Fundaciones Bancarias del 27 de diciembre de 2013. En el transcurso de la sesión, el máximo órgano de gobierno de la Caja aprobó también los Estatutos que regirán la nueva institución y la delegación de funciones en el Consejo de Administración para culminar el proceso de transformación, una vez concluyan su desarrollo las legislaciones nacional y aragonesa sobre Cajas y Fundaciones.

La Fundación nace con el nombre de Fundación Bancaria Ibercaja y con doble función: social y financiera. Esto es, la realización y fomento de Obras sociales y culturales y la adecuada gestión de su patrimonio en Ibercaja Banco, en el que ostenta el 87,8% de la propiedad. La sede está en Zaragoza y su ámbito de actuación será todo el territorio nacional, con especial sensibilidad en Aragón, La Rioja y Guadalajara, por ser la zona tradicional de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja. La Fundación se constituye con la aportación del patrimonio de la Caja, con todos sus activos y pasivos. El balance asciende a 2.700 millones de euros, que está constituido por el 87,8% de las acciones de Ibercaja Banco (2.423 millones de euros), tesorería y los bienes inmuebles de la Obra Social.

Franco Lahoz: “Constituimos una de las Fundaciones más potentes de España”

“Con esta transformación, ha dicho el presidente de Ibercaja, Amado Franco Lahoz en su intervención en la Asamblea, nuestra Caja alumbra una de las fundaciones más importantes de España, lo que permitirá continuar la razón de ser para la que se creó la Caja hace 138 años: prestar servicios financieros de cercanía y calidad y mantener nuestra Obra Social y su compromiso con la sociedad”.

El presidente ha explicado a los consejeros generales que Ibercaja afronta la nueva etapa con convicción, “porque no cambian en absoluto la esencia, valores y fines de nuestra Entidad. Y también hay que decirlo con orgullo, que ustedes deben hacer suyo, porque hemos llegado hasta aquí por nuestros propios medios: de las 45 cajas de ahorro que había antes de la crisis, hoy, tan solo 4 seremos fundaciones que poseemos más de la 50% de las acciones del banco. Por eso, nuestra Fundación arranca con la fortaleza que le otorga la posición financiera de lbercaja Banco: octavo grupo del país con arraigados liderazgos regionales, balance equilibrado entre ahorros y crédito, morosidad controlada y solvencia por encima de los mínimos exigidos. Y todo ello, sin recibir ayudas públicas”.

Franco Lahoz ha detallado que la Fundación, de acuerdo con la nueva normativa, tiene un periodo de hasta cinco años para aplicar un plan de desinversiones hasta reducir la participación en el banco a menos del 50%. “Con esta evolución, dispondrá de una doble fuente de ingresos: por un lado, los dividendos del banco y, por otro, los rendimientos que obtenga de las inversiones realizadas con los fondos obtenidos por la venta de acciones”.

José Luis Aguirre Loaso: “Nuestra sólida posición financiera impulsa el futuro”

En su intervención durante la Asamblea, el director general de la Caja y consejero delegado de Ibercaja banco, José Luis Aguirre Loaso, ha explicado a los consejeros generales los resultados de 2013, que se han sometido a aprobación, la evolución del ejercicio en 2014 y, sobre todo, las pilares financieros que sustentan la actividad de Ibercaja Banco y que permiten afrontar el futuro con serenidad.

Aguirre Loaso ha explicado a la Asamblea cómo, en una época de recesión económica y desaparición de decenas de entidades, Ibercaja ha superado la crisis y posicionado como octavo grupo bancario de España tras integrar a Caja3, lo que ha supuesto reforzar su liderazgo e incrementar el tamaño un 41,3%, hasta alcanzar los 63.000 millones de euros de activos. Todo ello, sin vender activos estratégicos del Grupo y aplicando una política de productos y servicios que no han minado la confianza de nuestros clientes. “Como es filosofía de esta casa, prestamos servicios financieros de calidad, adaptados a la demanda de cada momento, con honestidad y pensando en los intereses de nuestros clientes. Esos son los pilares de nuestra gestión y así lo serán en el futuro”.

“Nuestra actividad está además muy equilibrada: los depósitos de clientes financian el 100% de los créditos y concluimos el ejercicio con un ratio de morosidad del 10,25%, que es un 25% inferior al del sector y que este año ya desciende. Asimismo, los ratios de solvencia del 9,96%, de acuerdo a la legislación vigente de Basilea 3, están muy por encima del mínimo exigido en la actualidad. Y todo ello, después de haber provisionado desde 2008 cerca de 3.000 millones de euros para fortalecer el balance”.

CAPACIDAD DE ANTICIPACIÓN Y GESTIÓN INDEPENDIENTE

Desde el punto de vista de la gestión, Aguirre ha recordado que esta Caja, hace 30 años, supo aprovechar la nueva legislación para salir de su territorio tradicional y asentarse en Madrid y Mediterráneo, así como crear el Grupo Financiero, dos apuestas que se han revelado vitales y hacen diferente y muy competitiva a la Entidad. También, la gestión prudente y diversificada del crédito, contraria a la tendencia general y, finalmente, la adquisición de Caja3. “Estoy muy orgulloso del Equipo directivo y la plantilla de Ibercaja que con su esfuerzo y dedicación lo han hecho posible”.

“A todo ello, ha dicho el consejero delegado, han contribuido ustedes. Hemos formado un equipo en el que cada uno ha sabido jugar su papel. Como consejeros generales han sabido elegir bien al Consejo de Administración que, con el Presidente a la cabeza, ha aplicado la separación de funciones entre Órganos de Gobierno y Equipo directivo para permitir una óptima gestión. Por eso, en nombre de toda la plantilla de Ibercaja, muchas gracias”.

INTENSA LABOR DE LA OBRA SOCIAL

Además de aprobar las cuentas de 2013, el presidente ha explicado a la Asamblea la labor realizada por la Obra Social, que ha acordado destinar a la misma 13,5 millones de euros para su labor en 2014. En su informe sobre 2013, el presidente ha descrito la intensa actividad desarrollada, con más de 4.000 actividades y 1.972.000 usuarios a lo largo del ejercicio. En 2013, el 53% del presupuesto se destinó a actividades de asistencia social y fomento del empleo; el 20%, a educación e investigación; el 26%, a gestión de los centros propios y actividades culturales, y el 1% restante se dedicó a conservación del patrimonio histórico y al medioambiente.

De acuerdo con el plan estratégico vigente, se aplicó principalmente en tres líneas de actuación: Ayuda, Educa y Emplea. A través de la Iniciativa Ayuda, destinada a satisfacer las necesidades básicas de colectivos en riesgo de exclusión, se realizó la 8ª convocatoria anual de proyectos sociales, que ya acumula 26 millones de euros de ayudas a proyectos de índole social. Se consolidó la dinámica de campañas solidarias para atender situaciones de extrema necesidad, como las realizadas con la Federación Española de Bancos de Alimentos y Caritas Española, y se impulsó el proyecto de voluntariado corporativo, que cuenta ya con más de 100 miembros, todos ellos personal jubilado o prejubilado de la Entidad.

En Iniciativa Educa, orientada a combatir el fracaso escolar y fomentar una educación de calidad, con más de 600 actividades organizadas, se ha lanzado el programa de educación financiera y mantenido, con éxito, los programas didácticos Ibercaja, que desarrollan actividades culturales y pedagógicas para escolares de 3 a 18 años desde hace dos décadas.

Respecto a Iniciativa Emplea, que aglutina los programas de apoyo el emprendedor y de fomento del empleo, se ha consolidado un conjunto de programas que abarcan todas las etapas de la vida del emprendedor. Es el caso de programas de referencia como el de “Empleabilidad +45”, que busca ayudar a desempleados de esa franja de edad en su reinserción al mercado laboral.

Comentarios