La quema de hogueras protagoniza los actos festivos en honor a San Ramón en Barbastro

Este viernes, a las diez de la noche, se lanzará el cohete anunciador del comienzo de la quema de hogueras, uno de los actos más tradicionales de las fiestas en honor a San Ramón, organizadas por el patronato municipal de fiestas del Ayuntamiento de Barbastro. Una noche llena de luz y de fiesta que el presidente de festejos en el consistorio local, Ivan Carpi, califica de “importante y tradicional”.

Las fiestas de San Ramón tienen un profundo arraigo en las hogueras que se queman anualmente en la noche del 20 al 21 de junio, en los barrios de la ciudad, incluidas las inmediaciones de la ermita, donde la cofradía de San Ramón se encarga de que no falte cada año el fuego, que se divisa desde toda la ciudad. Este rito de las hogueras, tal vez tenga su origen en las fiestas que con motivo de la reconstrucción de la ermita, el 8 de octubre de 1728, se celebraron en la ciudad y proximidades de la ermita, y en las que se encendieron varias hogueras. El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, destaca que la ciudad mantiene la tradición con las fiestas en honor a San Ramón, patrón de la ciudad.

Como cada año, la Cofradía de San Ramón del Monte de Barbastro celebra la festividad de su Santo Patrón con un amplio programa de actos que da comienzo este viernes a las nueve de la noche con la celebración de las Solemnes Vísperas en la Capilla de la Ermita de San Ramón, seguido de la Santa Misa ofrecida por los Cofrades fallecidos durante el pasado año, según explica Elita Davias, priora de la cofradía.

El programa preparado para este viernes contempla las siguientes actividades, a las 19:00 horas, verbena para tercera edad en el exterior del centro de congresos. A las 21:00 horas se celebrarán las solemnes Vísperas en la Ermita de San Ramón, seguidas de la Santa Misa. A las 22:00 horas llegará el momento de lanzar el cohete anunciador del comienzo de la quema de hogueras. A las 23:30 horas y a las 24:00 horas darán comienzo Verbenas Populares en la calle Permisán y en el recinto “La Floresta” de la Sociedad Mercantil y Artesana.

El día grande de las fiestas tendrá lugar este sábado porque ese mismo día del año 1126 murió en Huesca el Santo Obispo. La ciudad le tiene como patrono desde el año 1595, y desde 1842 está declarado patrono de toda la diócesis de Barbastro-Monzón, por el Papa Gregorio XVI.

Comentarios