El Pirineos-Pyrénées abrirá el comedor durante el verano para unos 700 niños

El Colegio Pirineos-Pyrénées de Huesca abrirá el comedor escolar durante el verano para dar de comer a los niños que durante el curso tienen beca de comedor. En esta labor, el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón han unido esfuerzos. Mientras el ejecutivo autónomo sufragará el coste de los niños becados por la DGA, el consistorio oscense pagará el servicio a los alumnos con beca municipal. De esta medida se van a beneficiar cerca de 700 alumnos, 385 con beca del Ayuntamiento de Huesca y otros 300 con ayuda del gobierno aragonés.

AYUNTAMIENTO DE HUESCA

El Ayuntamiento de Huesca sufragará, con cargo al presupuesto municipal, el coste de los niños que deseen acceder a este servicio a partir del 1 de julio y que cuentan con la beca que concede el consistorio. El martes se abrirá la convocatoria para que todos los que cumplan este requisito y lo deseen, puedan apuntarse al comedor durante julio y agosto.

Así mismo, el concejo costeará la limpieza del comedor durante estos dos meses y el puesto de conserje para dar entrada a los niños en horario de comidas.

GOBIERNO DE ARAGÓN

El ejecutivo autónomo recibirá para este cometido un total de 700.000 euros del Ministerio de Sanidad que repartirá entre las tres provincias. Podrán pedir plaza los niños que hayan obtenido becas de comedor de la DGA durante este curso. Para el resto de la provincia se habilitarán unos créditos especiales.

Las familias que quieran hacer uso de este comedor escolar para sus hijos deberán rellenar una solicitud que se les facilitará en la Dirección Provincial del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, que será el encargado de tramitarlas. El plazo de presentación será del 20 al 24 de junio, ambos incluidos.

La cantidad recibida atiende a unos indicadores que analizan la tasa de población y pobreza (indicadores Arope) y que en la Comunidad se establece en 23’1 % de población en situación de pobreza.

Comentarios