Según la Memoria de Cáritas Barbastro-Monzón, aunque la necesidad sigue siendo mucha, la solidaridad es aún mayor

Amparo Tierz Cáritas Monzón

Ante la proximidad de la festividad del Corpus, Cáritas Diocesana Barbastro – Monzón presentaba la Campaña del Día de la Caridad y daba a conocer la Memoria Institucional 2013. El lema de la campaña de este año gira en torno a la esperanza. El obispo de la Diócesis, Alfonso Milián, explicaba que se trata de abrir caminos hacia un mundo nuevo en el que lo importante sean las personas.

Audio sin título
Audio sin título

Según decía el obispo, en una sociedad tan capitalista como la actual, Cáritas defiende por encima de todo a la persona, y muy especialmente, a las más débiles. Por otro lado, mostraba su satisfacción ante el aumento en la valoración popular de la Iglesia, así como en el número de bautizados cristianos-católicos en el último año, a nivel mundial, en un 10’02%.

Por su parte, la Secretaria General de Cáritas Barbastro-Monzón, Amparo Tierz, era la encargada de detallar la Memoria Institucional 2013, que deja los siguientes datos como cifras más destacadas: 1.517.978 euros invertidos en recursos; 5.564 personas atendidas; 8.564 ayudas realizadas, de las cuales el 60% eran para cubrir alimentación; o los 57.000 kilos de alimentos donados a Cáritas.

En definitiva, aunque las necesidades han aumentado considerablemente, también lo ha hecho la solidaridad, algo que se veía reflejado tanto en los donativos, como en especies.

Tierz también se refería al Programa de Empleo, donde se han invertido 242.876€ (105.000 más que el año anterior). En este sentido, cabe mencionar el proyecto El Telar, que daba empleo a 13 personas a través del reciclaje de ropa. El programa de empleo también ofertaba una amplia serie de cursos. Entre los más demandados, los de “Ayuda a domicilio”, elevándose la contratación de estas personas a más del 70%. Un total de 478 personas recibían una o varias acciones formativas.

Comentarios