La Quebrantahuesos sigue siendo la reina con más de 10.000 ciclistas

Quebrantahuesos

La 24 edición de la Marcha Cicloturista Quebrantahuesos reunía a más de 10.000 ciclistas en una intensa jornada de una prueba que ha vuelto a demostrar su grandeza en una gran jornada que convertía a Sabiñánigo en punto de atención del ciclismo nacional e internacional. Participantes de 22 países y de toda España llegaban al Alto Aragón para estar presentes en la fiesta del cicloturismo. Rafa Pérez con 5 horas 52’06” era el primero en cruzar la meta y en invertir el menor tiempo en recorrer los 200 kilómetros y superar los cuatro puertos de montaña.

Por detrás de Pérez llegaron Alberto Bejarano, Ricardo Catalán, Aitor Arza y el resto de ciclistas que durante horas seguirán llegando a Sabiñánigo, cada uno con un reto que es acabar e intentar mejorar su marca, año tras año.

A las 7.30 horas se daba la salida con 8.396 participantes en la prueba gran fondo y 1.720 en la Treparriscos donde Aitor Meléndez con 2.29.25” era el primero en llegar a meta tras 85 kilómetros. Segundo era Javier Oliver y tercero Antonio Gracia.

Cada vez hay una mayor presencia de mujeres en ambas pruebas. En la Quebrantahuesos Marta Fernández de Castro con 6.28’ 24” fue la primera en pasar por meta por delante de Sandra Santanyes y Stephanie Gros. En la Treparriscos Laetitia Roux con 2.44’12” fue la que menor tiempo invirtió, seguida de Ramona Gabriel y Aída Bellver.

Tras la prueba, se han otorgado reconocimientos a algunos participantes destacados. Entre ellos, dentro de Treparriscos, la más joven en cruzar la meta ha sido Leire González, de 16 años; mientras que en el apartado masculino ha sido Julen Mundin. El hombre más veterano ha sido, un año más, José María Arrazola, de 77 años; mientras que la mujer de más edad ha sido Catherine Lavigne.

Dentro de Quebrantahuesos, el ciclista más joven en meta era Pablo Peñarrubia, y Laura García Cáceres la más joven. Miguel Vidaurreta fue el hombre de más edad en cruzar la meta; mientras que Mari Carmen López Santos en esta ocasión la mujer más veterana.

Los números que facilita la organización, 8.396 participantes en la Quebrantahuesos, y 1.720 en la Treparriscos, de 22 nacionalidades. En seguridad 187 efectivos de los diferentes Cuerpos, 158 sanitarios, 17 médicos y 34 ambulancias.

Día con calor y después de muchos meses de esfuerzo y entrenamientos había que darlo todo sobre la bicicleta. A lo largo del recorrido muchos aficionados, amigos y familiares apoyando y dando aliento en un trazado que se convierte en supremo con el paso de los puertos de Somport, Marie Blanque, Portalet y Hoz de Jaca.

La jornada se desarrollaba con normalidad con los habituales accidentes por el gran pelotón, aunque sin excesiva gravedad, según se comentaba desde el puesto de coordinación.

Los participantes contaban con los puestos de avituallamientos, durante el recorrido y en meta, para reponer fuerzas tras el esfuerzo en una jornada llena de ciclismo con un final por las calles de Sabiñánigo que daba un colorido especial a la llegada de los participantes a meta donde había una gran animación en la zona del Bulevar de Pirenarium, que por segundo año acogía el centro de operaciones de una prueba que sigue siendo, sin duda, por participación y organización con la Peña Ciclista Edelweis y Octagon la reina de las cicloturistas.

La organización se mostraba satisfecha con que todo terminaba bien al final del día. Tan sólo algún incidente con algún corredor que dejaba un mal sabor, pero que se prefería no darle más publicidad y quedarse con lo positivo de esta 24 edición.

El apoyo de más de mil voluntarios, así como la seguridad con la Guardia Civil de Tráfico y la Gendarmería francesa controlando todo el tráfico, son también parte importante del entramado de la Quebrantahuesos que ya prepara sus bodas de plata.

GALERIA DE FOTOS

Comentarios