Huesca entera “Sanjuanada” con una fuerte tormenta

Sanjuanarse Cillas

Llegó el solsticio del verano a Huesca con una fuerte tormenta. Aguas, hogueras, cenas y festejos para recibir este día de San Juan, 24 de junio. Los rituales de esta fecha volvieron a celebrarse. En el caso de la capital, se vieron empañados por la fuerte tormenta que descargó durante la celebración que se organizaba en la ermita de Cillas

Hoy es el día con más luz del año. En Huesca, la tradición se centra en la ermita de Cillas. Un importante número de vecinos oscenses se desplazó a la explanada para, primero cenar, luego asistir a la eucaristía y luego “Sanjuanerse”.

Los relámpagos y el agua modificaron los planes de romeros, cofrades y asistentes.

Huesca TV compartió con un grupo de vecinos el arranque de la noche. “Llevamos 25 años viniendo y además celebrando un cumpleaños”.

Cada año venimos y “pedimos deseos”. Sobre todo –añadían-, uno y principal “que tengamos salud”.

Previamente a la tormenta, los bomberos, debido al fuerte viento provocado a mitad de tarde en la zona, tuvieron que intervenir para retirar un árbol caído junto a la ermita.

En la fuente personas con garrafas, botellas y vasos para beber el “agua sanadora”.

En la ermita, todo preparado para la eucaristía organizada por la Cofradía de Nuestra Señora de Cillas y el rezo del rosario. Tampoco faltaron las tortas y dobladillos.

En la capital, en el Perpetuo Socorro, cuando hizo acto de aparición la tormenta, la hoguera ya había ardido y se habían repartido las patatas asadas, la longaniza y el vino.

En la provincia de Huesca, también se cumplieron las tradiciones en localidades como San Juan de Plan con la falleta y en otras zonas como Sahún, Bonansa, Laspaúles y Montanuy. En Monzón, Barbastro, Jaca, Grañén, San Juan de Flumen y otros pueblos cumplieron con la tradición.

Comentarios