Las Cortes de Aragón proponen un modelo de recogida de cadáveres animales, competitivo y público

El pleno de las Cortes de Aragón reclama un modelo de recogida de cadáveres que mantenga la competitividad del sector ganadero y respete el modelo público de servicio. El diputado del PSOE, José Ramón Laplana, y el portavoz del PAR, Alfredo Boné, recababan la posición favorable de la Cámara para dos textos presentados por sus grupos parlamentarios, y relacionados con los residuos de las explotaciones ganaderas.

El grupo Popular votaba a favor de ambas propuestas, mientras que CHA e IU únicamente apoyaban el segundo punto de la iniciativa socialista, rechazando la totalidad del texto del PAR.

El texto del PSOE propone que las Cortes de Aragón insten al Gobierno de Aragón a mantener el servicio de recogida de cadáveres como servicio público, garantizando que cualquier modificación del sistema preservará el modelo público de servicio. Así mismo, que se presupueste con la cantidad necesaria, para mantener la competitividad del sector ganadero, buscando los mecanismos necesarios para valorizar los residuos.

Por su parte, en el texto del PAR se recoge que los costes derivados de la recogida y tratamiento de cadáveres de origen animal, en ningún caso podrán suponer merma de la competitividad del sector ganadero aragonés, especialmente del integrado. Además, que cualquier nuevo modelo respetará el control público derivado de la declaración de servicio público de titularidad autonómica existente; y los cambios en el modelo no podrán suponer mermas en los niveles de bioseguridad actuales. Por otro lado, se promoverá la existencia en el territorio de Argón de planta o plantas de destrucción, de capacidad suficiente, para el caso de epizootias graves, que pudieran impedir el tránsito ganadero con otras Comunidades Autónomas.

El texto añade que se implantarán las fórmulas que optimicen la economía del servicio público; se prestará especial atención a las medidas que promuevan una valorización del producto residual, que conlleven abaratamiento al ganadero del coste del servicio. Las Agrupaciones de Defensa Sanitaria actuarán como interlocutoras en la definición y prestación del servicio. Se atenderá a las peculiaridades geográficas y de densidad ganadera, siempre y cuando cumplan con los requisitos reglamentarios existentes. Y finalmente, se propone que, en tanto no se adapten a precios de mercado las tarifas existentes, el Gobierno de Aragón, garantizará la competitividad de las explotaciones ganaderas aragonesas, mediante subvenciones a la contratación de seguros, o mediante subvenciones de explotación al sistema público de recogida.

Comentarios