CHA-Monzón advierte sobre los efectos de la planta de generación de energía eléctrica mediante biomasa

Chunta Aragonesista advierte de los peligros que puede acarrear la instalación de una planta de generación de energía eléctrica mediante biomasa en Monzón: perjuicios para la salud pública, pero también por cuestiones medioambientales y del tráfico diario.

Albaro Abadías, portavoz de esta formación en el Ayuntamiento, considera un peligro para la salud pública que esta planta esté tan cerca del casco urbano. Según indicaba, esta planta “genera una gran cantidad de partículas finas y gruesas muy perjudiciales para la salud. Partículas que, tal y como señala la OMS, provocan muerte prematura, asma, cáncer, daños en el pulmón, latido irregular del corazón”.

Desde CHA se propone que se apueste por otro tipo de creación de energía vinculada a las renovables más eficaces. Por ello, han presentado una serie de alegaciones para que se rechace el proyecto. Entre las razones expuestas por esta formación, destaca la cuestión de la sostenibilidad medioambiental y el uso del agua.

Abadías sostiene que están a favor de la creación de biomasa a través del aprovechamiento de la limpieza de montes y aprovechamientos forestales. Sin embargo, consideran que cultivar para crear biomasa es insostenible. En este sentido, aclara que “se consume una gran cantidad de agua y se crean auténticos desiertos verdes, grandes producciones para biomasa usando las tierras de regadío, se destruye variedad y calidad en la producción de alimentos y se atenta contra la soberanía alimentaria”.

Finalmente, CHA hace referencia al caos circulatorio que la instalación de esta planta generará en Monzón. Según indican, “se calcula que pasarán unos 20.000 camiones al año y que limitará el crecimiento urbano natural de la ciudad y la cañada Puerta a Puerta (vía pecuaria)”.

Comentarios