El Justicia de Aragón muestra su malestar por el cierre del Somport ante la Defensora del Pueblo Europeo

Fernando García Vicente, Justicia de Aragón, se ha dirigido a la Defensora del Pueblo Europeo, Emily O'Reilly, para que traslade a la Comisión Europea, la preocupación y el malestar de Aragón por el cierre de la vertiente francesa del túnel del Somport, debido a un deslizamiento de rocas que ha afectado sólo a un carril de la carretera RN-134 que da acceso al túnel. 

En su carta, el Justicia expone que, como consecuencia de esta decisión de las autoridades francesas, los turismos deben atravesar la frontera por el sinuoso Puerto de Somport (N-330a). Por su parte, los camiones y autobuses ya no podían circular por el túnel desde el pasado 15 de abril de 2014 debido a las obras de acondicionamiento que, al parecer, se están llevando a cabo en la misma RN-134. 

A eso hay que añadir, que el Gobierno francés ha paralizado las variantes que se había comprometido a hacer en varios pueblos del Valle del Aspe, lugares que constituyen auténticos embudos en la circulación de camiones y que provocan un gran malestar en los vecinos de las localidades de este valle. 

Los nuevos hechos, unidos a la existencia de otros previos incidentes de cierre del túnel del Somport en la vertiente francesa causados en invierno por aludes en la zona, han empujado al Justicia de Aragón a dirigirse, de nuevo, a la Defensora del Pueblo Europeo con el fin de que la Comisión verifique si las normas que regulan la utilización de fondos comunitarios se están cumpliendo. 

El túnel del Somport se inauguró el 17 de enero de 2003 y en la obra se invirtieron 254 millones de euros. El objetivo de esta infraestructura, que era facilitar las comunicaciones transfronterizas, no se está cumpliendo como debiera por el deficiente estado de conservación y mantenimiento de la vertiente francesa.

Comentarios