CEOS, Cámara y Subdelegación unidos contra la economía sumergida

Rodríguez Chesa Fernando Callizo Maire Lacruz

CEOS-CEPYME Huesca y, la Cámara de Comercio e Industria de Huesca, han solicitado a la Subdelegación del Gobierno estudiar la posibilidad de llevar a cabo acciones para controlar el problema que supone la economía sumergida en el Alto Aragón. Así se ha acordado en una reunión que han mantenido con la subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, los presidentes de CEOS-CEPYME Huesca y de la Cámara, Fernando Callizo y Manuel Rodríguez.

Estos últimos habían solicitado el encuentro para exponer a la Administración su “preocupación” ante el incremento en los últimos años, propiciado en buena parte por la crisis económica de la economía sumergida, esto es, actividad profesional o empresarial no declarada a las autoridades fiscales, laborales o de la seguridad social.

Con el fin de intentar hacer frente a esta situación, la subdelegada del Gobierno ha propuesto organizar reuniones entre la Cámara, CEOS-CEPYME y responsables de diferentes áreas de la Administración central en Huesca, con el fin de estudiar iniciativas que puedan llevarse a cabo para mentalizar en contra de las prácticas empresariales fraudulentas e intentar paliar la actual situación.

Empresas de diversos sectores de actividad y de todas las comarcas de la provincia han hecho llegar tanto a CEOS-CEPYME Huesca como a la Cámara su malestar y su creciente preocupación por el aumento de la economía sumergida. Hay que tener en cuenta que, además de constituir un fraude, la economía sumergida supone una competencia desleal para el conjunto de empresas y profesionales que cumplen con rigor la normativa vigente. En consecuencia, las pymes se ven claramente perjudicadas por la pérdida de clientes e ingresos, llegando en algunos casos a ver comprometida su viabilidad y, por lo tanto, poniendo en peligro los puestos de trabajo que mantienen.

Comentarios