Concierto del joven pianista Antonio Oyarzabal en el Festival Pirineos Classic de Canfranc

Enmarcado en el Festival Internacional Pirineos Classic que tiene lugar en Canfranc, este jueves tiene lugar un concierto de un joven pianista. Será a las 20h en la iglesia del Pilar de Canfranc Estación, y el título del concierto es ‘El piano francés: cuéntame un cuento’.

Los organizadores del festival, han destacado que en él se intenta reservar, de vez en cuando, entre tantas grandes figuras de la interpretación, un espacio para los jóvenes valores. En este caso, el pianista vasco Antonio Oyarzábal, que tras formarse en Musikene (Escuela Superior de Música del País Vasco) y en la Guildhall School of Music and Drama de Londres, ha obtenido la plaza de Pianista de la Gustav Mahler Jugendorchester de Viena para la temporada 2014, habiendo actuado ya en grandes salas de España e Inglaterra y en festivales como la Quincena Musical de San Sebastián, el Festival de Lieder de Leeds o el Festival Internacional de Paxos en Grecia.

Antonio Oyarzábal ha sido, durante más de ocho años consecutivos, alumno del Curso Internacional de Música Pirineos Classic, en el que ha trabajado bajo la dirección de los profesores Miguel Borges Coelho, Josep Colom, Denis Pascal y Marta Zabaleta. El Festival le ha visto crecer y madurar, verano tras verano, tanto a nivel personal como profesional, y el curso Pirineos Classic ha formado parte de ese proceso. Es para la organización una enorme satisfacción recibirlo por primera vez en el Festival Pirineos Classic, interpretando un programa francés especialmente dedicado a un público familiar (durante esta semana tiene lugar en Canfranc el curso Pirineos Júnior, para niños de 3 a 14 años), compuesto por la versión para piano solo de “Mi Madre la Oca”, una obra deliciosa de Maurice Ravel que reúne cinco piezas inspiradas por cuentos infantiles como La Bella y la Bestia, Pulgarcito o La Bella Durmiente; los Valses Nobles y Sentimentales del mismo Ravel; y la Historia de Babar de Francis Poulenc, inspirada en el famoso cuento de Jean de Brunhoff.

Comentarios