Para UAGA, esta campaña está siendo complicada

Tras la sequía, que ha hecho disminuir la producción del cereal un 26% en general, y el 100% en algunas zonas de la provincia de Teruel, ha llegado fuertes tormentas con aguaceros intensos y torrenciales, a veces acompañados de pedrisco, que han afectado a la mayoría de las comarcas aragonesas, afectando a todos los cultivos, lo que está provocando una campaña muy complicada.

Estas tormentas, además de provocar pérdidas por pedrisco, han paralizado la cosecha del cereal y, además, pueden afectar a la producción por la aparición de enfermedades de origen fúngico. En maíz y girasol, han provocado la rotura de cañas ya que estaban en pleno crecimiento.

En cuanto a la fruta, las altas temperaturas de abril hicieron que se adelante la maduración, y ahora las diferentes especies y variedades están para recolectar todas al mismo tiempo. Por otra parte, por el efecto de la humedad en la fruta y en la vid, hay que realizar tratamientos contra la podredumbre, y esto encarece los costes de producción.

En relación a los forrajes, desde UAGA se indica que los de primera categoría fueron exportados a los Emiratos Árabes, pero los que han sufrido el efecto de las lluvias han pasado a ser de segunda categoría, y no sirven para la exportación, por lo que ha bajado su precio y hay un gran stock, ya que la cabaña ganadera, cada día más mermada, no lo absorbe.

En mayor o menor medida, la mayoría de las comarcas aragonesas han sufrido el efecto de estas tormentas. En la provincia de Huesca, Peralta de Alcofea ha sufrido dos granizadas que han afectado a unas 2.000 hectáreas de maíz en plena floración.

UAGA recuerda que Aragón es una de las zonas de la Unión Europea con mayor presencia de granizo. Añaden que, al igual que el Gobierno catalán (que hademás no ha bajado la subvención al seguro), el Gobierno de Aragón debería ir pensando en un proyecto de protección de fruta frente al granizo mediante el uso de redes o mallas de protección de los cultivos en las explotaciones, para asegurar la actividad económica del sector, ya que una pedregada no sólo afecta a la producción, sino a todo un entramado económico.

En cuanto a los seguros, en 2013 se contrataron 42.000 pólizas, que suponen una superficie de 860.000 hectáreas. El 90% de fruta y el 70% de cereal en Aragón se asegura, a pesar de los altos precios de los seguros por la pérdida de subvenciones, tanto del Ministerio como del Gobierno de Aragón. A la vista de toda esta situación, UAGA ha solicitado a ENESA la ampliación del periodo de contratación del seguro de maíz hasta el 15 de Julio. El sindicato también reclama la rápida peritación de los cultivos afectados por las últimas tormentas para agilizar el pago de las correspondientes indemnizaciones.

Comentarios