El PAR Ribagorza pide a Fomento que el inicio de las obras de la N260 esté en los presupuestos de 2015

PAR Ribagorza

El Comité Comarcal del Partido Aragonés en la Ribagorza acordaba, en la reunión celebrada este viernes, instar públicamente al Ministerio de Fomento y al Gobierno Central, a incluir el acondicionamiento de la carretera N-260, Eje pirenaico, entre Campo y Seira, en los presupuestos generales del Estado 2015. Solicitan una partida suficiente para el inicio inmediato de las obras y para su continuidad mediante la previsión plurianualizada de su financiación, hasta que culmine su realización.

El Comité recordaba que la intervención en este tramo cuenta desde hace unos meses con declaración favorable de impacto (BOE del 31 de enero de 2014) y con la aprobación del proyecto de trazado (BOE de 31 de marzo de 2014) por lo que, consideran que, no hay razones técnicas para más aplazamientos, de manera que todo puede estar dispuesto, de contar con presupuesto, para el comienzo definitivo de los trabajos en 2015 y su realización en años consecutivos.

El PAR de la Ribagorza entiende que el coste total calculado por el Ministerio, de 76 millones de euros, obliga a una programación, teniendo en cuenta las situación económica de las administraciones públicas” a la que se suma la complejidad de las obras en ese tramo, con túneles, voladizos o medidas ambientales. Sin embargo, señalaba el comité que se trata de una inversión imprescindible y comprometida con esta comarca que la necesita para impulsar el desarrollo de toda la zona y el bienestar de sus vecinos, en particular en el valle de Benasque. La situación actual de la carretera, invariable prácticamente durante todo un siglo, es un obstáculo para aprovechar el incuestionable potencial de la Ribagorza en muchos ámbitos.

Finalmente, el PAR ribagorzano detallaba que falta por resolver el futuro de los tres kilómetros de la N-260 correspondientes al propio Congosto de Ventamillo que han sido excluidos de este proyecto y que, consideran, requieren alguna actuación de seguridad vial o una alternativa así como un mantenimiento exhaustivo, ya que no pueden estar destinados a convertirse en el actual y peligroso embudo para siempre. De la misma forma, también indicaban que la comarca espera del Ministerio un impulso a los proyectos precisos para el resto de la N-260 desde Castejón de Sos al límite con Lérida.

Comentarios