Una veintena de alumnos descubren la bioconstrucción en Morillo de Tou

Las lecciones sobre bioconstrucción en Morillo de Tou son habituales gracias a su colaboración con Instituto Español de Baubiologie (IEB), instalado desde hace cinco años en Oncins, en el municipio de Pueyo de Araguás. Sin embargo, es la primera vez que esta entidad organiza un curso de introducción a la bioconstrucción para todos los públicos, enmarcado en los Cursos de Verano de la Universidad de Zaragoza, en el que hasta este lunes participa una veintena de alumnos.

Desde el jueves, están recibiendo lecciones teóricas pero también prácticas, con talleres sobre los diversos materiales naturales que pueden utilizarse en la bioconstrucción. Todos ellos pueden obtenerse en nuestro territorio, como el yeso, la lana o el cáñamo, y además resultan económicos y aptos para la autoconstrucción, tal y como señala Petra Jebens, directora del curso y del IEB.

Jebens destaca la necesidad de potenciar la “salud en el hábitat”, evitando toxicidades o radiaciones añadidas y previniendo problemas de salud en los inquilinos. Asegura que la crisis ha acentuado el interés por la bioconstrucción porque, “ahora que ya no se construye tan deprisa, se presta mayor atención a las cualidades de las viviendas”.

El resto del año, esta institución organiza otros seminarios más especializados en Morillo de Tou. Jebens destaca que es el escenario perfecto para estas lecciones por tratarse de un pueblo recuperado “de forma sostenible y con materiales adecuados”, además de la comodidad de sus instalaciones para el alojamiento de los alumnos y el desarrollo de los cursos.

El Instituto Español de Baubiologie tiene sus raíces en Alemania, donde se encuentra el centro pionero. Allí investigan sobre este ámbito desde 1976. En nuestro país, se implantó en 2009 y “queda mucho por mejorar en cuanto a bioconstrucción”, explica Petra Jebens. Para ello, además de los cursos sobre esta temática, el IEB imparte un máster online con alumnos de toda España e incluso Latinoamérica, que también participan en seminarios presenciales en Morillo de Tou y, al mismo tiempo, descubren el Sobrarbe.

Comentarios