Las costas e islas españolas siguen siendo el destino favorito para las vacaciones de verano

Muchos afortunados están preparando sus vacaciones de verano y, aunque la crisis está presente, mucha gente hace un esfuerzo para poder escaparse unos días. Eso sí, se recorta la duración de la estancia y disminuyen los viajes al extranjero. En verano, la Costa Mediterránea, Baleares y Canarias son los destinos preferidos por los oscenses.

Hace años que los largos viajes de 15 días a países de otros continentes quedaron para ocasiones especiales. Hoy en día, se buscan viajes de entre 5 y 7 días a destinos de playa. Este año están especialmente demandadas las islas,

Menorca, Ibiza, Tenerife y Lanzarote son los destinos estrella.

También cambia la tendencia de ir con un circuito cerrado y la gente se decanta por hacer el viaje a su medida.

También cambia la forma de buscar las ofertas. A las agencias de viaje les ha surgido un duro competidor en internet. La proliferación de páginas y buscadores de viajes a bajo coste hace que tengan que ofrecer ventajas y facilidades de pago a los clientes.

De todas formas, asegura Susana Lacostena de Viajes Eroski, las garantías y confianza que te da una agencia no te lo ofrece internet.

De una forma u otra, la gente aprovecha las vacaciones para desconectar y salir unos días de la rutina.

El cliente suele poner el precio límite en los 1.000 euros. A partir de ahí, hay ofertas que se ajustan a cada persona en función del hotel, la zona o la época y es que, por ejemplo, del 1 al 15 de agosto son los días más caros de todo el año.

Un viaje medio lo encontramos en Menorca, explica Susana Lacostena. Una semana en agosto con vuelo, traslados y hotel con media pensión o pensión completa por 750-800 euros por persona.

Comentarios