CHA muestra su oposición al proyecto comercial en el entorno de PLHUS

Desde Chunta Aragonesista muestran su total oposición a un proyecto que en su opinión "destruiría tejido comercial y por consiguiente empleo, no sólo en Huesca, sino en todas aquellas poblaciones que se encuentran bajo el área de influencia comercial y que abarcaría gran parte del Alto Aragón".

Creen que no son necesarios proyectos de este tipo en nuestra ciudad, siendo más que dudoso que suponga crecimiento económico alguno para la misma. No hará al sector local más competitivo y se destruirá más empleo que el que se genere.

Añaden que Huesca necesita otro tipo de proyectos que realmente aprovechen recursos propios y desarrollen nuestro maltrecho tejido comercial e industrial. La implantación de grandes superficies es una solución fácil para generar derechos económicos urbanísticos. De llevarse a cabo este proyecto se rompería claramente el equilibrio entre los distintos formatos comerciales que las Administraciones deben mantener y garantizar y se condenaría a la desaparición de gran parte del comercio local y urbano, que mientras no se demuestre lo contrario, es el auténtico generador de empleo y riqueza en la actividad comercial.

Indican que en el Ayuntamietno nada nombran acerca de lo recogido en el artículo 60.1.a de la posibilidad de denegar la aprobación inicial por la incompatibilidad de la ordenación propuesta, sus objetivos y sus plazos de desarrollo con la ordenación territorial y urbanística del municipio.

Según CHA deben cumplirse una serie de requisitos y parámetros para aprobar inicialmente este Plan Parcial, requisitos que vienen especificados en el informe técnico municipal y que hacen este proyecto incompatible con la ordenación territorial y urbanística de nuestra ciudad: No puede haber grandes diferencias (15%) entre el aprovechamiento de cada unidad del sector. No se concretan las fases y el programa del plan de etapas con el compromiso de sus propietarios. No se concreta la gestión y ejecución de infraestructuras necesarias para el funcionamiento del sector y que no están incluidas (rotondas y accesos). No están incluidos 2165 m2 de Sistemas Generales. Y lo más grave y preocupante es que consideramos que la superficie de la parcela designada para la ubicación del uso comercial es excesiva en detrimento de los espacios públicos del Sector pervirtiendo el planeamiento vigente, que destinaba esta área a un uso global de Industria Innovadora.

La aprobación inicial de un Plan Parcial que no cumpla, de entrada, estos requisitos se convierte en un mero instrumento especulatorio, en una recalificación de un suelo que estaba destinado a industria innovadora a un uso comercial intensivo, pervirtiendo el objetivo final del planeamiento y del desarrollo urbanístico de la ciudad y supondría otro mazazo al comercio local.

El Consejo de Urbanismo de Aragón, el 21 de diciembre de 2010, informó desfavorablemente la consulta sobre viabilidad de la delimitación y transformación urbanística en el suelo urbanizable no delimitado del Área 17. En este informe se decía textualmente: “se estima que dicho uso comercial en ningún caso podría considerarse como compatible”.

“Este Plan, tal y como se nos ha presentado, para ser aprobado definitivamente requerirá informe del Consejo de Urbanismo de Aragón y, respecto al presentado en el 2010, no sólo no difiere en superficie comercial sino que incluso la eleva, 36500 m2 construidos frente a 35000 m2,” concluye Francho Nagore, concejal de CHA en el Ayuntamiento de Huesca.

Comentarios