Empieza el rodaje de Palmeras en la Nieve

Ya están los escenarios dispuestos en la finca de Osorio,en la localidad de Teror, en Gran Canaria, para que, este lunes, arranque el rodaje de Palmeras en la Nieve, dirigida por Fernando González Molina, protagonizada por Mario Casas y Adriana Ugarte y basada en un best seller de la escritora altoragonesa Luz Gabás. El rodaje transcurrirá durante 10 semanas en la isla, 2 semanas en Colombia y 3 días en Huesca. La fecha prevista de estreno es el 4 de diciembre de 2015.

El director de la película, Fernando González Molina, explicaba, en la presentación, días antes del inicio del rodaje, que Palmeras en la Nieve es la historia de dos viajes, una al presente, en busca de respuestas, y otro al pasado. Para Adriaba Ugarte, que dará vida a Clarence, es una aventura hacia el centro de la esencia del personaje y, Mario Casas, que dará vida a Kilian afirmaba que es el personaje que esperaba desde que soñaba con ser actor.

A lo largo de estas diez semanas se van a emplear más de 70 actores, más de 250 técnicos y más de 2.200 extras, cifras que convierten a Palmeras en la Nieve en la producción de habla castellana más grande de los últimos tiempos.

SINOPSIS

Desde 1926 la isla de Fernando Poo (ahora Bioko) formó parte de la Guinea Española, aunque era posesión española desde 1778, hasta que en 1968 se proclamó la independencia del país. La progresiva escalada de tensión y violencia de esos años supuso un complejo episodio de nuestro pasado del que apenas llegaban noticias a la península. "Palmeras en la Nieve" sitúa su acción por una parte en el periodo de transición de las colonias a provincias de ultramar hasta la independencia definitiva, y por otra en el presente, en Bioko, un territorio herido tras años de inestabilidad, dictaduras, desapariciones, tortura, y falta de libertades.

Se trata una historia tan épica como intimista que tiende puentes entre dos tiempos, dos culturas y dos generaciones.

El descubrimiento accidental de una carta olvidada durante años empuja a Clarence  a viajar desde las montañas de Huesca a Bioko para visitar la tierra en la que su padre Jacobo y su tío Kilian pasaron la mayor parte de su juventud, la isla de Fernando Poo. En las entrañas de un territorio tan exuberante y seductor como peligroso, Clarence desentierra el secreto de una historia de amor prohibido enmarcado en turbulentas circunstancias históricas cuyas consecuencias alcanzarán el presente.

Comentarios