A pesar de la incertidumbre en la gestión del aeródromo de Santa Cilia el Aeroclub Nimbus remonta el vuelo

La situación de “interinidad” que sobrevuela sobre el Aeroclub Nimbus y su aterrizaje en el aeródromo de Santa Cilia hace diez meses deja un balance de luces y sombras. Mientras siguen a la espera de que el Gobierno de Aragón publique las bases del concurso para la gestión de estas instalaciones, desde la asociación denuncian que con su estructura amateur están prestando un servicio profesional, al tiempo que reconocen que han logrado recuperar gran parte de su mercado de clientes, dando servicio a más de 90 pilotos nacionales e internacionales en la actualidad.

A partir de mayo, con el cese de la actividad de la anterior empresa gestora, los responsables del Aeroclub tuvieron que asumir la carga de trabajo que antes soportaban ocho profesionales. En el plano negativo alertan también sobre su temor de que las bases del concurso para la adjudicación de las instalaciones no recojan como requisito “el seguir ofertando los servicios que se prestan de formación de pilotos”.

Pese a los obstáculos y la limitación de medios disponibles, el club ha conseguido remontar el vuelo. La formación de 20 nuevos pilotos procedentes fundamentalmente del País Vasco, Navarra y Cataluña, una reducción de costes para los pilotos de entre un 10 y un 15 por ciento respecto al anterior gestor o la recuperación de un 80 por ciento de las reservas comprometidas representan la parte positiva.

Si bien es cierto que la llegada de pilotos procedentes del territorio nacional e internacional -Reino Unido, Irlanda del Norte, Francia, Finlandia, Bélgica y Holanda- supone una importante inyección económica para la provincia oscense, con unas tres mil pernoctaciones en la zona, desde el Aeroclub Nimbus han detectado que la “incertidumbre” ha generado un trasvase de clientes habituales al aeródromo catalán de la Cerdanya.

La incompatibilidad de prestación de servicios comerciales y deportivos en el aeropuerto de Huesca provocó que en septiembre de 2013, la actividad del vuelo sin motor del Aeroclub Nimbus se trasladara definitivamente a las instalaciones del aeródromo de Santa Cilia.

Comentarios