Escasa respuesta de los vecinos a la sesión informativa sobre el botellón

El Ayuntamiento de Huesca celebraba este martes una sesión informativa para dar a conocer a los ciudadanos las medidas propuestas para reducir el impacto y minimizar los riesgos del botellón durante las fiestas de San Lorenzo. Pese a los esfuerzos del Ayuntamiento por buscar la participación ciudadana, apenas una docena de vecinos acudía a la cita en el Casino oscense. El consistorio va a destinar este año una partida de 30.000 euros para tratar de minimizar los efectos del botellón. Esa cantidad se destinará a incrementar la iluminación, las papeleras y contenedores, los urinarios y la seguridad.

Dentro del dispositivo de seguridad de las fiestas se creará uno específico destinado a esta zona con Policía Local, Nacional y seguridad privada.

Además, habrá un equipo de educadores que estará durante las fiestas en el parque de la Manzana para acercarse a los jóvenes y evaluar, posteriormente, sus comportamientos y perfiles.

La cita del Ayuntamiento trataba de acercar a la ciudadanía estas propuestas y recoger sus quejas, inquietudes y sugerencias. Sin embargo, pocos vecinos acudían a la cita. Apenas una docena entre los que se encontraban representantes de las asociaciones vecinales.

Desde el barrio de San Lorenzo se afirma que se tienen serias dudas de que estas medidas sirvan para lo principal, que es el buen descanso de los vecinos.

Saben que las medidas que se han tomado han sido consensuadas pero también resaltan que el barrio dice no a cualquier tipo de botellón.

En la jornada se daban algunos datos relevantes acerca del consumo de alcohol por parte de los jóvenes. Entre los 14 y los 18 años las drogas más consumidas son el alcohol, el tabaco y el cannabis. La edad media de consumo de alcohol se sitúa en los 13’9 años y a los 14’7 años el consumo se incrementa a semanal.

El 91’3% de los jóvenes de 18 años consume alcohol, a los 16 lo hace el 84% y a los 14 años el 63%.

MEDIDAS ANTES Y DESPUÉS DE SAN LORENZO

Las propuestas presentadas son fruto del trabajo de la Comisión creada a raíz del Observatorio de Convivencia para abordar este tema. Se trata de adoptar una serie de medidas que solucionen o, al menos minimicen, los efectos del botellón en la ciudad. En este grupo de trabajo hay representantes del Consejo de la Juventud, de la Federación de Barrios, de Policía Local y de las áreas de Fiestas, Juventud y Servicios Sociales.

Durante la celebración de las fiestas se tienen en cuenta medidas para mejorar la salubridad: refuerzo de papeleras y aumento del número de servicios y de contenedores. Además, se plantean impulsar medidas preventivas, mejorar la iluminación, promover actividades alternativas y de integración de los jóvenes en la fiesta y reforzar la presencia policial. Medidas que se implantarán en el entorno del parque de La Manzana, una de las zonas que más jóvenes congrega durante las fiestas.

Después de San Lorenzo, se contempla una recogida eficaz y precoz de la basura, la sustitución de la arena del arenero del parque de la Manzana y la realización de una la evaluación sistematizada de la intervención.

Comentarios