El colegio de La Fueva, pendiente de la instalación de un aula prefabricada

La Asociación de Madres y Padres (AMPA) y el Ayuntamiento de la localidad reclaman la implantación de un aula prefabricada para poder acoger a los 21 alumnos de infantil que se suman este curso a este centro escolar ubicado en Tierrantona. Las tres aulas con las que cuenta hasta ahora y en las que se agrupan hasta tres cursos diferentes son insuficientes.

Ramón Laplana, alcalde del municipio, espera que la consejera de Educación, Dolores Serrat, le de una respuesta sobre la instalación de un aula prefabricada esta misma semana. Desde el pasado mes de noviembre, Laplana ha mantenido diversas reuniones con el Gobierno de Aragón para solicitar la ampliación del centro. Sin embargo, desde la administración regional no lo que consideran una prioridad.

El Presidente del AMPA, Ferrán Guardia, asegura que buscan una solución con la máxima rapidez y facilidad, que llegue a tiempo para el nuevo curso que comienza en septiembre. En su opinión, la realización de obras para la ampliación del colegio sería la opción más económica a largo plazo, pero actualmente supondría una inversión del que no disponen.

Mientras que el número de alumnos en el resto de la comarca decrece, en La Fueva aumenta considerablemente. La escuela se queda pequeña para los 21 niños de infantil, de 3 a 5 años, con los que contarán en el próximo curso académico. Además, dos de ellos requieren necesidades educativas especiales y los 44 metros cuadrados del edificio son pocos para agrupar a alumnos, tutora, personas de apoyo, especialistas en audición y lenguaje, y a la trabajadora auxiliar de educación especial.

Los demás alumnos de primaria se dividen en otras dos clases de menor tamaño en las que “las mesas están colocadas de forma apretada”, según explicaba el Presidente del AMPA, por lo que el problema no es solo para los alumnos de infantil. Esperan cubrir cuanto antes la demanda educativa o recibir una solución alternativa ante este problema.

Comentarios