Saint Lary rinde homenaje a Poulidor este miércoles en el Tour de Francia

Por décima vez el Tour de Francia llega a Pla D`Adet en Saint Lary. La etapa 17 de la ronda gala llegará desde Saint Gaudens tras recorrer 125 km con cuatro puertos de primera categoría como son el Portillón, (zona española de Lleida), Peyresourde, Val Louron y la cima del final de etapa. Se estima que van a ser en torno a 300.000 personas las que se den cita en la llegada de una jornada que recordará a PouPou en el 40 aniversario de su victoria frente a Merckx

El alcalde de Saint Lary ha explicado a SER Deportivos de Radio Huesca y sus emisoras (con Radio Aínsa) que es la décima vez que llega la gran ronda francesa a su municipio. Mir ha calificado esta acción como una gran promoción deportiva y turística que sigue creando marca para el Pirineo y en particular para su localidad.

190 televisiones de todo el mundo dan una idea de la magnitud de la repercusión que tiene la etapa.

Se ha explicado que con la inversión que se hace de 200.000 euros la repercusión tiene un impacto de tres años en los planes de comuniciación que se hacen desde la oficina de turismo.

Además la etapa va a rendir un homenaje en Poulidor. Un ciclista que se califico como “el segundon” y que levanto los brazos por última vez en 1974 en Pla D´Adet con una mítica victoria sobre Merckx

Fue hace 40 años en la subida a Pla d’Adet. El francés, como cuenta el canal ciclored, contaba ya 38 años y seguía siendo el ídolo en las cunetas. Su triunfo y segundo puesto en la general supuso una de las hazañas del ciclismo francés

Poulidor ya no estaba para grandes escapadas y decidió aguardar. Su velocidad no era la de antes. Tampoco su cambio de ritmo. Así que tenía que confiar en un ritmo constante y que su fondo hiciera el resto. Los puertos españoles fueron haciendo mella. Quedaba Pla d’Adet para derrotar a los jóvenes españoles. En Saint Lary, el pueblo donde comienza todo, los favoritos marchaban unidos. Por delante quedaba un puerto desconocido hasta entonces. Una decena de kilómetros con un inicio constante, 6 kilómetros al 10% y de puros Pirineos. 

Nada más empezar el francés se movió, miró para detrás y el maillot amarillo, en insuperable Eddy Merckx, no estaba a su rueda. Así que siguió acelerando. Sólo Vicente López Carril, hasta entonces tercero, mantenía el ritmo. Dos kilómetros más de esfuerzo y Poulidor ya no veía a Gonzalo Aja, embestido misteriosamente por un belga, y Agostinho, que marchaban delante suya en el general. Decidió trabajar con López Carril hasta que el asturiano le dejó marchar, cansado de su ritmo machacón

El novísimo Pla d’Adet esperaba al veterano Poulidor. Recta de meta plana. Sin rivales cerca. Pou Pou con el maillot azul celeste del Mercier Gan. Manos en la cruceta. Un toque a la maneta del cambio, todavía en el cuadro, y tiempo suficiente para levantar los brazos unos metros antes de la línea de meta. Nunca pensó que sería la última en el Tour. Por detrás el destrozo dejaba a López Carril a 49 segundos, Eddy Merckx a 1:49. Aja, doliente, a más de 4 minutos y Agostinho a más de 14.

Desde aquel 74 Pla d’Adet se convirtió en meta habitual del Tour. Una nueva cima sin retorno que nunca volvió a escribir leyendas como la de Poulidor. Por su cima han levantado los brazos estos años ilustres ciclistas como Zoetemelk, Mariano Martínez, Beat Breu, Jaskula, Armstrong e Hincapié. La épica busca ahora en 2014 un nuevo nombre digno de suceder a Poulidor.

Comentarios