El desierto monegrino se transforma este fin de semana en la catedral del techno

escenario festival verano monegros desert

El macrofestival del verano que atrae a más de 40.000 amantes de la música electrónica hasta la provincia de Huesca, procedentes de todo el mundo, está en la cuenta atrás. Todas las cifras se quedan cortas para describir lo que supone este evento, tanto en seguridad, como en las dimensiones, repercusión y diversión. Además en una cita especial porque el Monegros Desert Festival cumple este sábado su veinte aniversario.

Lo que hace dos décadas comenzó como una fiesta, después de la discoteca, en una finca en Fraga con longaniza a la brasa, se ha acabado convirtiendo en una cita obligatoria para los fieles seguidores del Monegros Desert. Este año la cifra tope de asistentes está estipulada en 45.000 personas, aunque “es difícil ponerle puertas al desierto”. Es un encuentro internacional en el que más del 30% de los asistentes son extranjeros.

Precisamente la fidelidad de ese público ha sido lo que ha hecho que el Desert siga veinte años después tan vivo y se haya consolidado como uno de los referentes europeos de la electrónica. Para celebrar el 20 aniversario la organización ha programado un cartel que reúne a los artistas más punteros del panorama internacional. Entre ellos, destacan nombres como los de Skrillex, Carl Cox o Steve Aoki, que ofrecerán en la cita aragonesa sus únicas actuaciones en España.

Dadas las dimensiones y la presencia de miles de personas, las medidas de seguridad, van acordes a este gran engranaje para el que desde hace días hay cerca de 200 personas trabajando en su montaje. En cuanto a la seguridad, más de 600 personas trabajarán este fin de semana para garantizarla (325 agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Fraga, cerca de 300 personas en el equipo de seguridad y vigilancia de la empresa promotora y personal sanitario).

El evento arrancará este sábado día 19 a partir de las cuatro de la tarde. Desde entonces, más de 24 horas de música electrónica y espectáculo en medio del desierto fragatino.

Comentarios