El Gobierno de Aragón niega al colegio de La Fueva la instalación de un aula prefabricada

La Asociación de Madres y Padres (AMPA) del colegio de La Fueva afirma que continuará “reivindicando y trabajando durante todo el verano” después de conocer que la Consejera de Educación, Dolores Serrat, negaba en un encuentro con el alcalde de la localidad, Ramón Laplana, que fuera a instalarse un aula prefabricada para poder acoger a los 21 alumnos de infantil que se suman este curso a este centro escolar ubicado en Tierrantona.

El aula prefabricada era la solución “para salir del paso” propuesta por padres, profesores y Ayuntamiento al no haberse redactado el proyecto de ampliación del centro que, aseguran, el director provincial de Educación, José María Cabello, les prometió en noviembre. La consejera Serrat considera que hay actuaciones más urgentes en otros centros aragoneses. Sin embargo, el alcalde de La Fueva alerta de que en el próximo curso van a estar 21 niños en 44 metros cuadrados e invitaba a Serrat a “subir a comprobar cuál es la situación”.

Mientras que el número de alumnos en el resto de la comarca decrece, en La Fueva aumenta considerablemente. La escuela se queda pequeña para los 21 niños de infantil, de 3 a 5 años, con los que contarán en el próximo curso académico. Además, dos de ellos tienen necesidades educativas especiales y en los 44 metros cuadrados del aula son pocos para agrupar a alumnos, tutora, personas de apoyo, especialistas en audición y lenguaje, y a la trabajadora auxiliar de educación especial.

El problema no es solo para los niños y niñas de infantil. Los demás alumnos de primaria se dividen en otras dos clases de menor tamaño en las que “las mesas están colocadas de forma apretada”, según explicaba el Presidente del AMPA.

Comentarios