El homenaje a la cuna de San Lorenzo reúne a cientos de oscenses

CUNA DE SAN LORENZO

Un año más la cofradía de Loreto celebraba el homenaje a la cuna de San Lorenzo consiguiendo reunir a cientos de oscenses. Este acto es uno de los más destacados del pórtico Laurentino y quiere ser una cita en la que se recuerde que el patrón se la ciudad y toda su familia eran oscenses. Tras la misa y la ofrenda de flores y frutos se repartían 800 raciones de pan de San Lorenzo.

La ermita de Loreto acoge desde 1997 este homenaje a la cuna del santo porque es allí donde la tradición oscense cree que nació San Lorenzo. Este año la cofradía pide apoyos económicos para poder llevar a cabo los trabajos que requiere la Inspección Técnica de Edificios. El tejado se encuentra en mal estado, con tejas rotas, y también un lateral del Santuario que se utiliza para reuniones.

La Real Cofradía de Loreto y San Lorenzo se encarga de este tradicional acto en el pórtico Laurentino. En él las peñas, los barrios, las cofradías y la corporación municipal realizan una ofrenda de flores y frutos. Éste también es el primer acto en el que participaban las mairalesas después de su presentación oficial. Son las encargadas de llevar al altar las cestas de la ofrenda llenas de frutos típicos de la huerta oscense en agosto: melocotones, tomates y otras hortalizas. Hay quien opta por legumbres, también de la zona, y estas cestas luego son donadas a centros de ayuda social de la ciudad. Además de los frutos, la albahaca impregna con su olor la ermita y también se ofrecen dulces de repostería.

En el homenaje a la cuna de San Lorenzo, como cada año, la peña Os Casaus acude de forma masiva y se encarga de inaugurar la temporada de “blanco y verde” vistiendo el atuendo peñista.

Parte de la corporación municipal también asiste a este acto religioso en el que el santo patrón de la ciudad es el protagonista, pocos días antes de que comiencen las fiestas. La alcaldesa de la ciudad, Ana Alós, explica que este año se han adelantado los preparativos y muchos escenarios de la fiesta ya están a punto.

Tras la misa, se repartían 800 raciones de pan de San Lorenzo, que desde hace cuatro años sustituye a la tradicional caldereta de cordero. La coral de Santo Domingo era la encargada de traer la música a éste acto del pórtico Laurentino.

Comentarios