El Ayuntamiento se reunirá con la Asociación de Hostelería tras la carta de protesta

El Ayuntamiento de Huesca se reunirá este martes con los responsables de la Asociación Provincial de Hostelería tras la carta publicada por parte de la Asociación en la que se critica la competencia desleal que supone la apertura de barras en la mañana del día 9 agosto. Desde el consistorio se afirma que ninguna de las cuestiones que se detallan en la carta han sido trasladadas al consistorio en ninguna de las reuniones previas.

Respecto a la plaza López Allué, se abre un concurso de concurrencia pública al que se pueden presentar los empresarios de hostelería que estén interesados y, tras la adjudicación pertinente, el Ayuntamiento de Huesca autoriza dicha explotación. Mediante este procedimiento se contempla la autorización de ocupación de vía pública.

En cuanto a la plaza de Navarra, el Ayuntamiento de Huesca, como organizador y en colaboración con las Peñas Recreativas, regula este modelo con un acuerdo de cesión de espacio. Mediante este acuerdo se contempla la autorización de ocupación de vía pública. El Ayuntamiento es el que lleva a cabo la instalación y se pasan las pertinentes revisiones, como sanidad o instalación eléctrica. Esta iniciativa, al igual que la de la Plaza López Allué que también mencionan, son consecuencia de una "actividad extraordinaria" con motivo de las fiestas patronales al igual que ocurre en numerosas ciudades. El carácter de extraordinario conlleva que no sea necesaria la licencia de actividad, pero se tienen que cumplir determinados requisitos tanto técnicos y sanitarios, tal y como se llevan a cabo.

Respecto a la venta de bocadillos, dichas barras no venden comida; sólo dispensan bebida y, como hemos señalado, pasan los pertinentes controles sanitarios. Asimismo, desde el Ayuntamiento se garantiza formación para la dispensación responsable de alcohol, tal y como se realiza con los hosteleros de la ciudad.

Comentarios