Vuelven a Monzón los cuenta-cuentos para adultos con “Más historias a la fresca”

Regresan a Crearium -el espacio de creación, coworking y formación de Monzón- las sesiones de cuenta-cuentos para adultos organizadas conjuntamente con el polifacético Jaume García Castro y la Asociación Cultural CulturizArte. En esta ocasión, han sido bautizadas como “Más historias a la fresca”, y se realizarán en el jardín de Crearium, a las 22.00h, todos los miércoles del mes.

Aunque cada una de las cuatro sesiones son muy diferentes entre sí, todas son historias reales. Al acabar la sesión, es común que alguien del público acabe pronunciando el tópico de “la realidad supera la ficción”. Y es que estas historias buscan sorprender a los espectadores.

Jaume García Castro es director del diario digital La Litera Información y colabora en diferentes medios de comunicación, como la Cadena SER, entre otros. Estudió Arte Dramático e Interpretación en el Institut del Teatre de Barcelona o en el Estudio Nancy Tuñón. Su experiencia como locutor de radio y como actor se conjuga en estas sesiones de cuentos reales haciendo que el espectador se sumerja en lo que explica.

Ya se han realizado tres de las cuatro sesiones y continúan este miércoles 27 de agosto con “El Padrino: una trilogía basada en hechos reales”. En esta, se explican los crímenes reales cometidos por la Cosa Nostra en los que se basaron Mario Puzo y Francis Ford Coppola para crear la mejor trilogía cinematográfica de todos los tiempos. En ella se descubre, entre otras cosas, que de los 1.000 millones de dólares recaudados por El Padrino, irónicamente, 250 fueron a parar a manos del Vaticano y otros 250 a las cuentas de la Cosa Nostra.

Cuatro sesiones que se celebran gracias al éxito de las anteriores y que aportan a los espectadores conocimientos inesperados y experiencias escalofriantes. El precio de cada sesión es de 5 euros. El ciclo ya se iniciaba el pasado mes de julio, convirtiéndose en un espacio donde tomar un refresco, fumar un cigarrillo y escuchar una buena historia.

Comentarios