Las obras de la Catedral de Jaca se retrasan por el acceso a la torre

Aunque deberían haber acabado a finales de agosto, las obras de la Catedral de Jaca amplían su plazo de ejecución unos meses más. El principal retraso es por el acceso a la torre, que finalmente será por la casa campanero y sobre la cubierta de la Capilla de la Trinidad. Además tiene que hacerse la rampa de acceso por el atrio pequeño, y los baberos en las cubiertas, para evitar que el agua discurra por la fachada.

Javier Ángel Alberola, director de ejecución de la obra, ha explicado que el acceso a la torre ha sido el principal quebradero de cabeza de los arquitectos. Una vez derribada un tercio de la casa aneja a la Catedral, la casa campanero, habrá un callejón a la izquierda de la lonja grande de la Catedral. Finalmente, el acceso a la torre será por la casa campanero, desde donde se accederá a la parte superior de la cubierta de la Capilla de la Trinidad, y una vez allí se enlazará con la escalera medieval hasta la torre.

Sin embargo habrá que estudiar si se puede hacer la torre visitable, porque el acceso no es fácil, y probablemente se opte por las visitas restringidas.

Esto quedará visible al público a finales de mes, cuando se retiren los andamios, pero las obras continuarán, y es que, según Alberola, ‘en edificios tan antiguos como la Catedral de Jaca, cuando acabas por un sitio tienes que empezar por otro’.

En este plan también se ha sustituido un ventanal roto por uno de alabastro, se han abierto huecos de las fachadas norte y este de la torre, se ha mejorado la cubierta, y se ha abierto la mitad del patio de Santa Orosia. Los trabajos que todavía quedan pendientes serán la rampa de acceso por el atrio pequeño y la colocación de baberos en las cubiertas, para que cuando llueva el agua no discurra libremente por las fachadas del edificio.

Comentarios