Los acampados afectados por la tormenta recuperan la normalidad

Los campamentos desalojados el pasado viernes por las fuertes tormentas en las Comarcas de Sobrarbe y Jacetania vuelven a la normalidad. Los trabajos se centran ahora en comprobar el estado de las tiendas de campaña e infraestructuras de los campamentos. Algunos continuarán algunos días más y otros darán por concluida la acampada.

Las tormentas del viernes por la noche obligaron a desalojar a más de 520 personas que pertenecían a varios campamentos ubicados en el Valle de Pineta y Plan d´Escun, en la Comarca de Sobrarbe, y Canfranc y Aisa, en la Jacetania. Los acampados fueron alojados en los pabellones y naves de Bielsa, Plan, Canfranc y Aisa. El fuerte viento y la lluvia provocaron sólo daños materiales. Los acampados se encuentran en perfecto estado.

El director del Instituto Aragonés de la Juventud, Fernando Peña, visitó las localidades donde se encuentran realojadas las más de 500 personas, y constató la idoneidad del material de los acampados, aunque no pudo con la fuerza de la tormenta. Peña destacó que “todo vuelve a la normalidad”.

En Plan d´Escun, en el Valle de Chistau, hasta 300 personas de tres campamentos diferentes tuvieron que ser también desalojadas y conducidas hasta el polideportivo municipal de Plan.

El Valle de Pineta se vio afectado por las fuertes tormentas. Un total de 85 personas tuvieron que ser evacuadas por la Guardia Civil y llevadas hasta la sala multiusos de Bielsa. En ese mismo recinto pasaron la noche las personas de otro campamento cercano al Parador de Pineta, 27 niños y 10 monitores que se vieron obligados a abandonar las instalaciones para dirigirse hasta Bielsa.

Alrededor de medio centenar de niños que se encontraban en un campamento de 'scouts', cerca de Aísa, fueron evacuados debido a una gran tormenta que inundó sus tiendas de campaña. Se trata de un grupo de scouts del barrio zaragozano de Santa Isabel, que fueron trasladados a una nave habilitada en Aísa.

El último campamento en ser evacuado fue uno en Canfranc, donde 77 personas fueron conducidas por efectivos de la Guardia Civil hasta el Polideportivo de la localidad altoaragonesa.

Comentarios