Paulita corta dos orejas en la primera de feria

Poco se puede destacar de la primera corrida de la Feria Taurina de San Lorenzo, salvo que Paulita volvió a brillar en Huesca en una tarde que fue de más a menos y donde solo se pueden salvar los dos primeros toros de Luis Algarra. El resto sin raza y poca fuerza. Castella se llevó una oreja, Paulita dos e Iván Fandiño no cortó ninguna y además tuvo que pasar por la enfermería para ser atendido de un puntazo en el escroto donde recibió cuatro puntos de sutura.

Más de media plaza en la primera corrida de feria con un público que no terminó de animarse con el festejo en el primer día de las fiestas de San Lorenzo

Sebastián Castella: Oreja y aplausos; Paulita: Oreja y oreja; Iván Fandiño: aplausos y silencio. Toros de Luis Algarra con poca fuerza y sin raza lo que deslució bastante el festejo.

Abría plaza Castella con un toro con el que se pudo lucir gracias al empeño del torero que aprovechó la poca fuerza que tenía. No lo castigó en varas y consiguió que se moviera en la muleta donde tuvo fijeza. Faltó emoción, pero Castella estuvo en una de las tardes más interesantes de las que ha pasado por Huesca. Sin grandes alardes mataba de una estocada entera a un cinqueño llamado Guayabo al que le cortó una oreja.

Peor le fueron las cosas en el cuarto. La tarde ya estaba cuesta abajo y ante un toro sin transmisión, ni fuerza, se fue apagando para matar de media estocada y quedarse con los aplausos del tendido, como agradecimiento al esfuerzo del francés.

Volvía Paulita a Huesca tras la gran actuación el pasado año con los Victorinos. Un Paulita al que la afición oscense le tiene un cariño especial y el torero no quería dejar pasar esta nueva oportunidad. Destacó ya con el capote y se fue creciendo ante un astado que tenía una embestida complicada de la que supo salir airoso y es que Paulita ha crecido como torero y lo está aprovechando. Valiente y con confianza con la muleta mató de una estocada entera que le ayudó a conseguir su primera oreja de la tarde.

En el quinto, el zaragozano volvía a estar entregado. El toro llegó a la muleta con poca fuerza tras un pequeño pinchazo con la vara y las banderillas y en la muleta Paulita supo sacar un par de tandas de mérito que llegó a los tendidos. Volvió a matar de una buena estocada, acompañada del descabello, que le valió su segunda oreja.

Cerrada el cartel Iván Fandiño que se llevó el peor lote con el que poco o nada pudo hacer el de Orduña. La voluntad del torero no fue suficiente ante un toro que se accidentó en la lidia y no pudo dar nada de sí. No se dejaba y no acompañaba por lo que Fandiño solo pudo que poner voluntad y algún desplante para adornar.

Al entrar a matar sufrió un puntazo en el escroto. Entró por su propio pie en la enfermería donde fue atendido y recibió cuatro puntos. Se quedó con aplausos en su primero.

En el segundo fue todavía peor y un toro en el que no le hizo falta ninguna vara, como a sus hermanos, llegó a la muleta sin transmisión y sin nada dentro. Torero y público estaban deseando terminar por lo que lo mató y se quedó con silencio en los tendidos para poner el broche a la primera corrida de la Feria Taurina de San Lorenzo.

Este domingo, día 10, llega el festejo más esperado con el mano a mano entre El Juli y Pablo Hermoso de Mendoza con toros de Santiago Domecq y Fernando Sampedro.

Comentarios