Jaca y Elche reafirman su interés por continuar con un hermanamiento que se firmó hace tres décadas

Los alcaldes de Jaca y Elche, Víctor Barrio y Mercedes Alonso, reafirmaron ayer su interés por continuar con el hermanamiento entre ambas ciudades, firmado hace tres décadas, en el año 1984, por Armando Abadía y Ramón Pastor. Lo dejaron patente durante la recepción oficial que ofreció el Consistorio ilicitano a una delegación jaquesa, compuesta por el alcalde, varios concejales y un centenar de componentes de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo. También estaba presente la Asociación Festera Moros y Cristianos de Elche.

En su intervención, el alcalde de Jaca, además de incidir en la voluntad de querer continuar con esa relación fraternal entre ambas ciudades, remarcó que “a día de hoy, es un placer contar todos los años con presencia ilicitana durante la celebración de la que es, sin duda, la gran fiesta de Jaca, el Primer Viernes de Mayo, un día donde el pueblo jaqués demuestra con orgullo el ser jacetano. Un sentimiento que compartimos con los numerosos visitantes que se acercan a disfrutar de esta festividad del Cabildo Catedralicio y Ayuntamiento de la ciudad, que organizan conjuntamente con la Hermandad del Primer Viernes de Mayo”.

El alcalde de Jaca, que firmó en el libro de honor del Ayuntamiento ilicitano, valoró la acogida que les han brindado en Elche. “Han pasado tres décadas pero estoy convencido de que don Armando Abadía, el alcalde de Jaca que firmó en 1984 el hermanamiento con su homólogo de Elche, don Ramón Pastor, estarían satisfechos de que esta unión no sólo no se haya desvanecido sino que la sigamos fomentando”, comentó.

El Consistorio jaqués obsequió al de Elche con una pieza de hierro que representa el bordón del peregrino, en alusión al Camino de Santiago a su paso por la ciudad, y de la cual cuelga una placa en la que se escribió una parte de la letra del himno del Primer Viernes de Mayo. Es una creación realizada por el joyero jaqués Ángel García. También les entregó varios CD de música en la catedral museo de Jaca y otros tantos DVD de promoción de la ciudad en la que también se refleja dicho hermanamiento. Por su parte, el Ayuntamiento de Elche les regaló una palmera de plata.

Tras la recepción, la delegación jaquesa acudió a un local de una comparsa de la Asociación Festera Moros y Cristianos de Elche y, ya por la tarde, al desfile programado para las fiestas, en el que participó la Hermandad del Primer Viernes de Mayo. Duró unas tres horas y el alcalde de Jaca lo vio desde el lugar reservado para la presidencia. La alcaldesa de Elche fue una de las personas que desfiló. Por último, la delegación jaquesa asistió a una mascletá y a una recepción en el Palacio de Altamira.

Comentarios