Ensemble Gilles Binchois, en la iglesia del Carmen de Jaca

Un nuevo concierto, este miércoles, enmarcado en el Festival Internacional en el Camino de Santiago hace que regrese la música antigua a la iglesia del Carmen de Jaca.

Con más de tres décadas de trabajo, el grupo Gilles Binchois aún conserva intacto el entusiasmo de sus comienzos para defender los repertorios de los siglos XVI, XVII y el canto sagrado de la Cristiandad de la Edad Media. Mismo repertorio que hoy en día constituye su base de actividad. Con esta experiencia como antecedente, el grupo emprende la ejecución de otros repertorios en los que aplica su fuerte sentido estético como el canto-llano y los falsos-bordones del barroco, a menudo en alternación con el órgano; la música del primer periodo barroco francés e italiano (Gesualdo, Monteverdi, el siglo de Louis XIII), cuya interpretación se apoya sobre su fuerte experiencia del arte polifónico y las monodias de la Edad Media que le permiten asentar puentes y dialogar con otras culturas (India, Marruecos, Irán, España). El grupo se presenta con regularidad en toda Europa, así como en Marruecos, India, Malasia, Estados Unidos y Sudamérica. El Ensemble Gilles Binchois ha grabado más de 40 discos y sus actividades son apoyadas por el Ministerio de la Cultura de Francia (Dirección Regional de Asuntos Culturales de Borgoña), el Consejo Regional de Borgoña y el Municipio de Dijon.

DOMINIQUE VELLARD

Desde 1979, Dominique Vellard ha sido el motor y la inspiración para el Ensemble Gilles Binchois, que en ya tres décadas de investigación e interpretación ha ido creando algunas de las grabaciones de absoluta referencia de los repertorios a los que se ha dedicado, en especial de la Edad Media y el Renacimiento. Una extraordinaria colección de grabaciones dedicadas a la música de Machaut, a la Escuela de Notre-Dame, a la Escuela Borgoñona o a las primeras polifonías ha ido viendo la luz en sellos como Virgin Classics, Harmonic Records, Ambroisie o Deutsche Harmonia Mundi, discos que siempre han sido calurosamente recibidos por el público, la crítica y el mundo de la musicología.

La pasión de Dominique Vellard por la música antigua despertó durante sus años como cantante en la 'Maîtrise de Notre-Dame' en Versalles. Ahora surge una nueva faceta de su rica personalidad musical. Así aparece como el compositor de piezas vocales realizadas para un reducido grupo de voces de su Ensemble Gilles Binchois. La temática, profundamente religiosa, bebe de sus propias experiencias espirituales tanto como de su intenso interés por la monodia y la polifonía de las tradiciones orientales y occidentales.

Otras caras de la actividad de Dominique Vellard incluyen su participación en el Ensemble Vox Suavis (junto a Ana-Isabel Arnaz y Baptiste Romain), dedicado principalmente a los repertorios tradicionales españoles. Vellard es profesor en la Schola Cantorum Basiliensis desde 1982, y director artístico de un importante festival en Fancia: "Les Rencontres Internationales de Musique Médiévale du Thoronet". 50 discos han jalonado los 35 años de su carrera.

Comentarios