El PSOE cree que hay que cambiar para el próximo año el modelo de Fiestas de San Lorenzo

Los socialistas de Huesca consideran que la programación festiva propuesta por el Ayuntamiento es escasa, carente de imaginación y de soluciones prácticas y efectivas en cuanto a los espacios festivos, y poco atractiva para los jóvenes, a los que es urgente "incorporar" a los actos festivos más allá de la mañana del día 9. El PSOE espera que el Equipo de Gobierno haga una valoración objetiva de este San Lorenzo, alejada del triunfalismo y la simplificación habituales de las que hace gala en la gestión municipal.

Los socialistas de Huesca consideran imprescindible que se restablezca el diálogo y la participación real de los distintos colectivos y asociaciones implicadas en nuestras fiestas. Que esta valoración se haga con la participación de todos ellos (Peñas, asociaciones juveniles, deportivas y culturales, etc., así como la hostelería y el comercio) y que la convocatoria de la próxima Comisión de Fiestas no se demore, como en años anteriores (en 2013 se celebró el 15 de noviembre), de modo que con la suficiente antelación pueda abordarse entre todos la urgente mejora de la propuesta festiva para el próximo San Lorenzo.

Para el PSOE estas han sido unas fiestas caras (con un incremento total del 7% respecto a 2013, y por ejemplo un 25% de incremento en publicidad) y que, encima, no dan respuesta adecuada a la demanda ciudadana y turística, como luego explicamos. Y ello en momentos en que muchas familias oscenses viven dificultades económicas importantes. El PSOE no comparte determinadas decisiones presupuestarias del Equipo de Gobierno: por ejemplo, se llevan gastados casi 100.000 euros en esta legislatura en el alquiler de los toldos de Ramón y Cajal

Se está produciendo un creciente ninguneo de las asociaciones, peñas y colectivos implicados en la fiesta: reuniones de última hora y con todo cerrado, ausencia de reuniones en otros casos, imposiciones de todo signo... Se remiten a las declaraciones de algunas asociaciones de barrios durante estas fiestas, que no han sido aún convocados, o a los escritos previos del sector de la hostelería y la restauración, a los que se ha emplazado a una reunión después de las fiestas pero con los que no se ha contado previamente, por no hablar del nuevo bus nocturno "por decreto", sin conversaciones previas ni con taxistas ni con los potenciales usuarios, y que ha sido escasamente utilizado en estas fiestas...

El Festival Animahu, apuesta cultural novedosa e importante de la ciudad en sus primeras ediciones, y atractiva desde un punto de vista turístico dada su especificidad, está abandonado a su suerte: el número de sus actuaciones y la calidad de las mismas han ido decreciendo hasta límites vergonzosos al ritmo del descenso de su presupuesto, por la dejación, entre otros, del Gobierno de Aragón, que ya no destina ni un euro a nuestras fiestas mayores.

La animación de calle ha resultado insuficiente y poco diversa, basada casi exclusivamente en la animación musical "amateur". Un único grupo folclórico de fuera ha animado, junto con los oscenses, las calles, las residencias de ancianos y otros centros.

En cuanto a los conciertos y verbenas, los escenarios de plaza Alsina, plaza López Allué y plaza Inmaculada han sufrido recortes del 18%, del 8% y del 43%, respectivamente, respecto a 2013, y han ofrecido propuestas muy desiguales en cuanto a calidad y seguimiento por los oscenses.

La programación de conciertos en plaza de Navarra, con ser la que más presupuesto consume con diferencia, es muy mejorable, y en cuanto a las propuestas musicales en el escenario del recinto de Peñas, está claro que no han sido nada atractivas para los jóvenes, al igual que la decisión de unificar las músicas en una sola, del modo en que esto se ha ejecutado, lo que ha supuesto la pérdida de la identidad peñista, como han manifestado por extenso los jóvenes esta semana en las redes sociales. Ana Alós ha olvidado definitivamente, pues era la de este año su última oportunidad, su promesa electoral de una Peña a cada plaza, y desde luego este modelo de fiestas no coincide con el que las Peñas han venido reclamando.

Tres años después sigue sin darse solución al Jai Alai, y en este tema el ninguneo de la Peña Alegría Laurentina, como han venido denunciando periódicamente miembros de su Junta, resulta vergonzoso.

La limpieza ha resultado muy insuficiente y descoordinada, sobre todo durante el fin de semana inicial. Valga como ejemplo gran parte del recorrido de la procesión del día 10, mucho más sucio de lo habitual en años anteriores, o la plaza San Lorenzo durante la celebración de la ronda al santo del día 9, así como el parque Miguel Servet, que ha presentado un aspecto bastante lamentable en estos días festivos.

El botellón se ha incrementado, sobre todo en el fin de semana inicial. Sigue siendo una asignatura pendiente la "incorporación" de esos miles de jóvenes a los verdaderos espacios festivos, aunque reconocen que la seguridad se ha incrementado este año en esas zonas gracias a la contratación de seguridad privada por el Ayuntamiento, así como que las afecciones directas a los inmuebles y vecinos han sido menores que el año pasado.

Valoración muy positiva merece a los socialistas la Feria Taurina de este San Lorenzo 2014, por la que desean felicitar a la empresa Albahaca y Plata, animándoles a que prosigan en esa tarea.

Igualmente desean destacar positivamente la nueva propuesta de Peñas de la batalla musical de charangas, propuesta que se suma en algunas de las mañanas laurentinas a los cada vez más exitosos "encierros" infantiles.

El PSOE lamenta que el proceso radical de peatonalización impuesto por el PP haya tenido una nueva consecuencia negativa para la ciudad, y en este caso para nuestras fiestas: la pérdida de un circuito urbano céntrico para el Gran Premio San Lorenzo de Ciclismo, que este año alcanza nada menos que su 63.ª edición. Esta falta de sensibilidad puede llegar a poner en peligro la celebración futura de este importante evento deportivo para nuestra ciudad, que hasta ahora ha venido congregando a numeroso público, así como a muchos participantes de fuera de nuestra ciudad. Por último, el PSOE felicita a los oscenses por el buen desarrollo general de la fiesta y la ausencia de problemas o incidentes graves.

Comentarios