Cortometrajes de ficción en el segundo pase del Festival "Super 8" de Sariñena

La localidad de Sariñena disfruta durante dos jornadas, este lunes y martes, de la segunda edición de su festival “Super 8” en el cine teatro El Molino. La actividad organizada por Sariñena Editorial, el Certamen de Cortometrajes de Bujaraloz y el Ayuntamiento de Sariñena pretende que los aficionados al cine disfruten del séptimo arte y también se busca impulsar el ambiente cultural en Sariñena y la comarca.

La actividad comenzará a las 21.30 horas también este martes.

El público podrá disfrutar de varios cortometrajes seleccionados de los presentados al Certamen de Bujaraloz, con el que es todo un lujo contar en Los Monegros. El año pasado tuvo una buena acogida y los espectadores disfrutaron de obras de gran calidad, entre ellas, cortometrajes ganadores de los Premios Goya al Mejor corto de animación en España “El vendedor de humo” y el Mejor corto nacional “Aquel no era yo”, también nominado a los Oscar.

En esta ocasión el festival sariñenense dedica la primera jornada al género de animación pensando también en el público infantil, y la segunda con la proyección del palmarés de la pasada edición del Certamen de Cortometrajes de Bujaraloz. Algunos de los cortometrajes que el público podrá disfrutar serán “Democracia”, del director Borja Cobeaga, vencedor en la categoría de ficción, el premio a mejor tráiler cinematográfico nacional otorgado a “Grieta en la Oscuridad” de Xavi Rull, o el extraordinario cortometraje “Acabo de tener un sueño” de David Navarro que logró el Premio GUINEAR a los valores solidarios además de la ovación del público asistente a Bujaraloz cuando se proyectó por primera vez la obra ganadora.

El Certamen de Bujaraloz, cuyo festival se celebra en diciembre, es todo un lujo para Los Monegros y con este festival Super 8 se le da todo el apoyo para ayudar a difundirlo y que mucha gente conozca la gran calidad de los trabajos que allí se presentan y el buen trabajo que están realizando.

El festival Super 8 toma su nombre en memoria del antiguo formato en que tantos cortometrajes y documentales se filmaron con aquel antiguo sistema; a la vez, es un homenaje a la fantasía del cine con la película del mismo nombre de Steven Spielberg.

Con esta iniciativa también se quiere poner en valor el edificio del cine teatro El Molino, todo un lujo como infraestructura, que cuenta con una sala cómoda, dotada de buenos medios técnicos que cada vez más está cogiendo un gran protagonismo y posibilitando diversas actividades culturales que se están realizando en la villa. Festivales de cine como R2D2, pases y estrenos de documentales, con directores como los aragoneses Ángel Orós o Miguel Lobera están abriendo el camino a nuevos proyectos e ideas relacionadas con la magia del cine y el teatro.

Desde el ambiente cultural sariñenense se tiene claro que hay que aportar un granito de arena al desarrollo e impulso del conocimiento y la cultura, y el cine es un gran medio para ilusionar, apasionar y disfrutar. El arte tiene que emocionar y llevarnos a la reflexión, apuntan desde la organización.

Comentarios