Las librerías mantienen sus ventas a pesar de los intercambios de libros de texto

libros de texto material escolar papelería

Lotes de libros preparados, padres que repasan la interminable lista del material escolar y niños que escogen entre la mochila que más les gusta. A falta de escasas semanas para que arranque el curso escolar, esa es la imagen que predomina en muchas librerías oscenses, que ya funcionan a pleno rendimiento. Con descuentos que pueden oscilar entre el 5 y el 10% y con la proliferación de distintos sistemas de intercambios de libros, el sector librero se mantiene.

Son muchos los padres previsores que a finales del mes de junio ya empezaron a hacer sus reservas y ahora aprovechan los últimos días de vacaciones para perfilar los detalles de la vuelta al cole.

En función de si el colegio es público o concertado o de si el estudiante se encuentra en infantil o bachiller, el presupuesto que hay que reservar para la compra de libros y material es muy diverso. En preescolar el importe total puede oscilar entre los 80 y los 120 euros mientras que en los ciclos más superiores la cifra podría alcanzar los 400 euros.

Para muchas familias septiembre es la verdadera cuenta de enero y para afrontar dichas sumas de dinero son muchos los mecanismos que en los últimos tiempos se han puesto en marcha. Desde el tradicional reciclaje de libros entre primos y hermanos, hasta los sistema de intercambio de las AMYPAS o el programa de becas del Gobierno de Aragón.

El pasado curso 2013-2014, muchas librerías oscenses no recibieron el dinero que estas adelantaros para las becas de material curricular del ejecutivo autonómico hasta abril, e incluso hasta junio en algunos casos excepcionales. Teniendo en cuenta esta situación, desde la Asociación de Libreros de la Provincia solicitan que de cara a este curso, “esa partida presupuestaria se tenga reservada permitiendo que los libreros tengan que acudir a préstamos bancarios para hacer frente a sus pagos”.

Comentarios