La Cruz Roja de Monzón sigue trabajando en la mejora del servicio de teleasistencia

El objetivo de la organización es promover la autonomía e independencia de aquellas personas que por discapacidad, aislamiento social, edad avanzada, enfermedad, o situación de riesgo psicosocial o físico, necesitan de una atención permanente.

Para la utilización de este servicio es necesaria la instalación de un terminal conectado a la línea telefónica. Este irá acompañado de un pulsador portátil que el usuario podrá utilizar en cualquier momento del día y todos los días del año, con el que se podrán comunicar con Cruz Roja.

Es necesario ser mayor de 65 años para solicitar la teleasistencia y no tener ninguna minusvalía que impida hacer un buen uso del dispositivo, como padecer demencia o carecer con totalidad del sentido de la vista u oído.

En total, casi suman 400 las personas que disponen de teleasistencia en Monzón, algunas de ellas con financiación privada, dado que la Diputación Provincial no lo financia desde el año pasado. Aquellos interesados deben acudir a las oficias de la Cruz Roja en el Centro Cívico de Monzón, sabiendo que el coste de este servicio es de 20 euros mensuales.

Además, también se ha incorporado un nuevo sistema de teleasistencia móvil, que funciona con GPS, permitiendo localizar a los usuarios las 24 horas del día. El perfil de las personas que utilizan esta otra modalidad, suele asociarse con aquellas que tienen cierta independencia, que viven con su familia y que salen a pasear habitualmente.

Esta iniciativa se está llevando a cabo junto a la Asociación de Familiares Enfermos de Alzhéimer, para incluir, a través de este nuevo recurso, a todas aquellas personas que padecen alzhéimer, de forma que puedan ser localizados en caso de que se desorienten.

Comentarios