Complicado rescate de cinco escaladores con hipotermia, entre ellos un menor, en Benasque

En la tarde del lunes comenzaba el rescate de cinco escaladores enriscados en las inmediaciones del Cresta del Medio; un rescate que finalizaba en la jornada del martes por la mañana. La gran tormenta que se vivió en el Valle de Benasque a esas horas hizo que fuese imposible su rescate en un primer momento pero un grupo del GREIM de Benasque pudo trasladarse hasta la zona, pasando la noche con ellos, durmiendo a la intemperie en una repisa. En el grupo se encontraba un menor de 12 años.

Hasta el lugar del rescate se desplazaron en un primer momento dos especialistas que emprendieron el rescate desde el glaciar del Aneto, a unos 300 metros por debajo del lugar donde se encontraban los montañeros. Ascendieron por el glaciar hasta llegar a la cresta y desde allí progresar escalando. En un segundo vuelo y dado que las inclemencias del tiempo empeoraban por momentos, otros dos especialistas fueron dejados en el Ibón del Salterillo, una zona por debajo del glaciar del Aneto y a unos 600 metros del lugar donde se encontraban los montañeros. Durante el ascenso de las especialistas comenzó una tormenta de granizo acompañada de rayos. De hecho, uno de los rayos cayó cerca de uno de los Guardias Civiles que tuvo que ser trasladado al Hospital de Barbastro.

Sobre las 22:00, después de un penoso y duro ascenso, el primer grupo de socorristas llegó hasta los enriscados, siendo asegurados por los especialistas en una precaria repisa de roca y siendo abrigados con la propia ropa de abrigo de los Guardias Civiles.

Sobre las 04:20 de la madrugada, llegó al lugar el segundo grupo de especialistas, tras haber tenido que ascender escalando sobre nieve recién caída. A su llegada dispensaron más ropa de abrigo y agua a los montañeros y se optó por continuar en ese lugar hasta el amanecer.

Por fin, a las 07:30 el helicóptero, con otro especialista en montaña y el médico del 061 se dirigieron al lugar donde se encontraba el grupo, a unos 3300 metros de altura y con un viento de cola de unos 40 nudos, y procedieron a realizar un primer ciclo de grúa para evacuar en primer lugar al menor de edad de doce años y posteriormente en sucesivos ciclos de grúa al resto de montañeros y a los especialistas.

Todo ellos fueron trasladados en varios viajes hasta la helisuperficie de Benasque donde les esperaban dos ambulancias, un médico y enfermera del centro de salud. Ahí recibieron los primeros auxilios y de ahí fueron trasladados al centro de salud de Benasque al sufrir todos ellos hipotermias de diversa consideración.

Comentarios